José Luis Hernández Pérez, Vecino de Guadix.

El pistoletazo de salida lo dio el reciente curso, programado por la Universidad de Granada e impartido en Guadix, sobre los Teatros Romanos de Hispania. En ese curso, asistimos a la puesta de largo del Teatro Romano de Guadix, teatro que tuvimos la gran oportunidad de visitar y admirar, los participantes de estas intensas jornadas de conferencias y coloquios. Los ponentes resaltaron la grandísima importancia de nuestro magnífico Teatro Romano. Igualmente resaltaron la trascendencia de la Colonia Iulia Gemella Acci, en tiempos de la ocupación romana. Colonia que acuñaba moneda y al contrario que los demás asentamientos romanos, no necesitaba autorización de Roma para realizar dichas acuñaciones y a la que desde el primer momento se le asignó el ius Italicum.

Y empezado el debate sobre que hacer, como poner en valor los excepcionales restos arqueológicos romanos encontrados en la Huerta de los Lao, yo como vecino de Guadix quiero dar mi opinión y deseo participar en el mismo. Un debate que debe ser reflexivo, y sobre todo participativo, con implicación de los especialistas y entendidos en la materia, pero tambien, contando con la opinión de los habitantes de esta zona y de los vecinos afectados. Todos tenemos la obligación de implicarnos, porque el patrimonio arquitectónico, monumental, artístico pertenece a la comunidad por lo que estamos legitimados para opinar. Una reflexión profunda, sincera y respetuosa, debe ser el primer paso, para poner en valor estos restos arqueológicos, excepcionales y de incalculable valía.

Como nos han reiterado en el curso realizado, este Teatro Romano puede y debe condicionar el futuro inmediato, a nivel económico y cultural, de Guadix y su comarca. Ejemplos de ello, los tenemos y muy cercanos, en Mérida, pero también en  Málaga, Córdoba, Cádiz y sobre todo en Cartagena.

Pienso en primer lugar, que hay que continuar con la magnífica labor pedagógica y divulgativa , emprendida con los escolares, por el arqueólogo Don Antonio López y por el profesor de Historia Antigua de la Universidad de Granada, Don Félix García, respaldados por el Ayuntamiento accitano. Debemos convencernos de la importancia del hallazgo, de la maravilla de estos restos arqueológicos, de la trascendencia del Teatro Romano de Acci, puesto que puede contribuir al desarrollo de esta tierra. A los escépticos, le pediría que visiten Cartagena y hablen con sus vecinos, verán que es cierto lo que digo.

Puestos a dialogar, deseo dar mi modesta opinión, después de disfrutar de este curso organizado por la Universidad, a través de su Centro Mediterráneo. Creo que el espacio ocupado por el Teatro, debe convertirse en un Centro de Investigación y de Estudios de la cultura romana, especialmente para los alumnos y profesores de la Universidad de Granada, como se concluyó en el mencionado curso, por lo que se debe firmar el correspondiente convenio entre dicha institución y el Ayuntamiento de Guadix.

Prioritario es y debe ser, continuar con las excavaciones, para recuperar todo lo que oculta el lodo acumulado en cientos de años. Emocionante será ver la excavación del Porticus Post Scaenam (Patio Porticado), que según los expertos puede conservarse intacto a consecuencia de una gran inundación acontecida a finales del siglo I d. C. Los que expoliaron el recinto, ni se coscaron de su existencia. Con posterioridad y una vez valorado la magnitud de lo encontrado y tras su correspondiente estudio, debería acometerse la fase de puesta en valor del recinto monumental, divulgando la importancia de la colonia romana.

En esa fase, debemos participar, de manera reflexiva, todos los vecinos/as, como ya he indicado anteriormente. Y para abrir boca, expongo mi idea para que se valore, se discuta y por supuesto se mejore. Propongo que se den los pasos necesarios para construir, en la Huerta de los Lao, junto a los restos del Teatro, un edificio singular, noble, acorde al entorno de la Catedral y del Torreón del Ferro, que albergue el Centro de Interpretación de la Colonia Iulia Gemella Acci. Este Centro de Interpretación, tendría como colofón un túnel del tiempo que nos conduciría al Teatro Romano y ya, no estaríamos en la parte virtual, sino en la real, en el excepcional legado romano que se debería proteger y mimar con una cubierta, diseñada y acorde con el monumento. 

Sería un edificio museístico, construido con todas las garantías, buscando el consenso de las gentes de la cultura, el arte, de los entendidos en historia y arquitectura. La importancia de este entorno, que asombra y maravilla a los visitantes y a los que circulan por nuestras carreteras, donde las diferentes culturas han dejado su impronta y su testimonio, no lo vamos a descubrir nosotros ahora, por eso la importancia del consenso.

Esta es mi propuesta, que someto a la consideración pública y sobre todo, de los expertos y de los vecinos de Guadix, pero también a la de todos los que deseen opinar. Por favor, desearía que no se recurriera a la respuesta fácil y predecible, tópica y típica de que no hay dinero. El proyecto se puede ejecutar por fases y el dinero se busca, para eso están los políticos.  Este debate deberíamos extenderlo al resto del Patrimonio y especialmente a la Alcazaba y al antiguo seminario, que sigo pensando, a pesar del tiempo transcurrido, deberían tener un destino final y que no es otro, que el Parador Nacional. 

   

 

Deja una respuesta