El fotógrafo accitano Torcuato Fandila propone un paseo por el Guadix oculto en la sesión número 138 del Aula Abentofail de Poesía y Pensamiento correspondiente al mes de mayo que se celebra este viernes día 25 de mayo a  las ocho de la tarde en el patio del Ayuntamiento. Tal y como se destaca en el programa de mano del Aula, durante este paseo visual, a través de unas cincuenta fotografías comentadas de Guadix y comarca, “asistiremos a distintos lugares poco o nada conocidos, muchos de ellos insólitos o, cuanto menos, curiosos y anecdóticos”. 

El Aula Abentofail de Poesía y Pensamiento es una cita mensual con la cultura que se viene celebrando en Guadix desde el año 1999 bajo la dirección del escritor Antonio Enrique. La cita será como siempre el último viernes del mes y, como es habitual, estará abierta a todo el público que desee asistir. Constituirá sin duda una ocasión única para escuchar y entablar diálogo con el invitado de esta sesión. 

Más información sobre Torcuato Fandila

Nacido en Guadix en 1962, su afición por la fotografía comenzó diez años después durante un curso sobre este empeño, en el internado de Ronda donde realizaba sus estudios de Primaria. Al año siguiente, publicó sus primeras fotos en una revista comarcal accitana. Desde entonces, su vida ha estado destinada al estudio y dominio de las distintas técnicas, al tiempo que a la indagación de espacios naturales y lugares monumentales donde plasmar esa mirada plástica sobre las cosas y sobre las gentes, que es el arte de la fotografía. 

Dedicado profesionalmente a ella, en 1977 entró como fotógrafo en el diario Patria, de Granada, así como más tarde en Ideal, donde en la actualidad sigue en ejercicio. Ha impartido cursos de fotografía en distintos centros municipales de educación y diferentes seminarios sobre esta disciplina, como el que en 2003 reunió en el granadino palacio de los Córdova a más del centenar de profesionales o el que, tres años más tarde, dirigió en el Carmen de los Mártires a más de doscientos cincuenta estudiantes y profesionales de ámbito nacional. Cuenta en su haber numerosas exposiciones tanto en solitario como colectivas, como las que en 2009 y 2016 tuvieron lugar en el monasterio de san Rosendo, en la ciudad hermana de Celanova, evento más tarde reproducido en la sala de exposiciones que en Guadix lleva el nombre de su pintor más ilustre, Ismael de la Serna. 

Fruto de este amor por esta tierra y sus gentes, ha sido la coordinación y ejecución de múltiples proyectos editoriales locales como el catálogo Fondos del patrimonio mueble (2003), y los libros Cuentos y leyendas de la comarca de Guadix (2012), Torcuato Ruiz del Peral, escultor imaginero de Exfiliana (en colaboración con Ignacio Nicolás López-Muñoz, 2008), así como las bellísimas entregas poéticas Blanco que te quiero blanco (en colaboración con Marián Iborra) y El bosque encantado (en colaboración con Joaquín Valverde), lugar mágico este último a cuya difusión prestó no poco esfuerzo. 

Está en posesión de varias distinciones profesionales de ámbito nacional como el premio Ciudad de Guadix en sendos años 2000 y 2004, así como el “Lobo de plata” ofrecido en Barcelona en dos ocasiones también, 1999 y 2006.

Deja una respuesta