La Dirección General de Tráfico inicia hoy una nueva campaña de sensibilización y control del uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil (SRI), donde agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil incrementarán los controles en carreteras interurbanas en Andalucía para vigilar que los conductores y pasajeros de vehículos –ya sean turismos, taxis, autobuses y de transporte de mercancías– llevan correctamente abrochado el cinturón de seguridad y que los menores viajan en los asientos traseros con el SRI adecuado a su peso y talla.

El cinturón de seguridad es un elemento básico y fundamental de la seguridad vial, un seguro de vida. Por este motivo, su uso es obligatorio para todos los ocupantes del vehículo y en todo tipo de vías. Además, la utilización correcta del mismo es imprescindible para que cumpla el cometido para el que fue creado.

Por ello, la DGT cuenta con cámaras de control del uso del cinturón de seguridad que detectan si los conductores no hacen uso de este elemento de protección. En la vigilancia que se hace desde el aire con los helicópteros de los que dispone  la DGT se aprecia cómo muchos ocupantes del vehículo hacen un uso incorrecto  del cinturón o circulan sin llevarlo puesto tal como muestran los vídeos que acompañan esta nota. 

Los menores de edad, de estatura igual o inferior a 135 cm, además de utilizar un sistema de retención infantil homologado y debidamente adaptado a su talla y peso, deberán situarse en los asientos traseros, excepto:

• Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros.

• Cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características.

• Cuando no sea posible instalar en dichos asientos todos los sistemas de retención infantil.

En caso de que ocupen los asientos delanteros, siempre deben ir con el sistema de retención adecuado a su peso y talla y si el vehículo dispone de airbag frontal, únicamente podrán utilizar sistemas de retención orientados hacia atrás si el airbag ha sido desactivado.

Los sistemas de retención  infantil se instalarán en el vehículo siempre de acuerdo con las instrucciones que haya facilitado el fabricante, en las que se indicarán de qué forma y en qué tipo de vehículos se pueden utilizar de forma segura.

Deja una respuesta