Durante los siete días que ha durado la campaña de intensificación de la vigilancia del uso del cinturón de seguridad y de los Sistemas de Retención Infantil (SRI) realizada por la Dirección General de Tráfico desde el 8 al 14 de marzo, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC) detectaron a 48 menores de edad viajando en un vehículo sin usar ningún tipo de sistema de retención. En concreto, 15 de ellos ocupaban asientos delanteros y 33 iban en los asientos traseros. 

Durante la campaña, los agentes han controlado 48.808 vehículos entre turismos, taxis, autobuses y vehículos para transporte de mercancías, en los que se han detectado 818 conductores o pasajeros que no hacían uso del reglamentario sistema de retención. Además de los 48 menores que viajaban sin ningún tipo de retención, se suman otros 770 adultos que se desplazaban sin hacer uso del cinturón de seguridad, el 70% de los cuales eran conductores.

La gran mayoría de las personas que no hacían uso de dicho dispositivo circulaba por carreteras convencionales. En concreto de las 818 denuncias interpuestas, el 76,6% de ellas (627) fueron en este tipo de vías. 

A estos datos hay que añadir los vehículos controlados en los municipios, cuyas policías locales se han sumado a la campaña de vigilancia de la DGT. Con esta acción coordinada se pone de manifiesto la vital importancia de los sistemas de retención en el vehículo, ya viajen como conductores o pasajeros, en asientos delanteros o traseros, sean mayores o niños, vayan por autopista, autovía, carretera convencional o por ciudad. Los sistemas de retención son los dispositivos que más vidas han salvado y salvan en carretera, puesto que su eficacia reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente.

Deja una respuesta