Inma Olea, portavoz municipal socialista comparecía ante los medios para explicar el sentido de su voto contrario a la prórroga del contrato que seguía otorgando a FCC la limpieza en la ciudad por otros cuatro años más. 

Partía Olea para explicar la situación, del año 2009 en que el alcalde entonces, Santiago Pérez adjudicaba un contrato millonario de nada menos que 1.800.000€ a FCC para la limpieza de Guadix. 

Argumentaba Olea que la ciudad con esta toma de posición tan prematura había perdido nada menos que 300.000€ por ejemplo respecto a otros poblaciones similares en número de habitantes o en extensión y todo para denunciar que Guadix, sigue estando sucia, al tiempo que se consuma la desigualdad entre los habitantes del municipio que no reciben el mismo trato de igualdad ante la limpieza. 

Afirmó no entender cómo se prorroga el mismo sin antes haber hecho los deberes puesto que han tenido tiempo suficiente para haber explorado otra vías u opciones ya sea por ejemplo la de la empresa mixta tipo Aguas de Guadix que tan buenos resultados está dando para la ciudad o bien una licitación pública nueva que hubiese mejorado sustancialmente el contrato y las condiciones actuales en competencia con otras empresas del ramo. 

Denunció que claramente el equipo de gobierno no había trabajado en ello, acusando de derivar la responsabilidad en los socialistas cuando gobernaron la ciudad y en la responsabilidad estupefacta de cargar esa tarea en los trabajadores y técnicos municipales. 

Comunicó que su grupo municipal mantuvo la posición, no aceptada, de dejar el asunto sobre la mesa y que se explorasen otras condiciones y posibilidades ya que afirmó que existían informes técnicos de personal de la casa (Ayto.) que eran contradictorios por lo que ante ello expuso directamente que en la prórroga de la concesión ha primado la ideología y no la defensa de los intereses de la ciudadanía accitana. 

Se ha privatizado por privatizar, para que acabe perdiendo la ciudadanía, deslizando a preguntas de los medios que ella desconocía si existía algún sentido oculto que explicara el sentido del voto conjunto de Ciudadanos y PP a pesar de haberles recordado a ambos lo que propugnaban en sus programas electorales últimos y de los que al parecer se habían olvidado muy rápidamente.

Deja una respuesta