El teatro romano de Guadix se convirtió en el escenario excepcional casi 2000 años después, de una nueva edición del proyecto “Flamenco y Territorio”  de la Diputación Provincial de Granada. Sobre un escenario donde se alternaban la iluminación artística con las sombras de la noche accitana, el numeroso público presente pudo disfrutar del espectáculo flamenco “Variación a tempo” con Pablo Giménez a la guitarra y la bailaora Sara Jiménez. 

Una presentación de espectáculo que resultó innovadora, estética y técnicamente motivadora y curiosa y de la que sin embargo se echó de menos un programa de mano que permitiera seguir con las oportunas indicaciones el sentido y pretensión del espectáculo, del que se desconocían las obras o piezas que se interpretaban también y que no contó tampoco con ningún tipo de introducción que permitiera orientar al público asistente de lo que iba a presenciar.

Deja una respuesta