La alcaldesa de Guadix, Inmaculada Olea , ha visitado junto al gerente de Aguas de Guadix, Jesús Galera, y el concejal de Hacienda, Manuel Gómez Vidal, las obras que se están ejecutando en la Barriada Sagrada Familia de renovación y mejora de la red de abastecimiento y saneamiento, instalación de una nueva red de pluviales y mejora de la pavimentación. Unos trabajos que está realizando el propio consistorio accitano a través de la empresa mixta Aguas de Guadix. Los trabajos, que se iniciaron a mediados de febrero con un presupuesto de ejecución de 84.550 euros financiado mediante la partida de inversiones de 2019 de Aguas de Guadix, avanzan a buen ritmo según han podido comprobar en la visita. 

Antes de esta actuación, la Barriada Sagrada Familia contaba con graves deficiencias en lo que respecta a las infraestructuras de abastecimiento y saneamiento, lo que dificultaba el mantenimiento de las instalaciones y la prestación de un servicio de calidad. Además, no existía en la zona una red de pluviales que diera solución a la recogida de aguas durante los episodios de fuertes lluvias, de manera que el agua proveniente de los terrenos colindantes con la urbanización causaba grandes problemas. 

Por todo ello se planteó esta obra centrada en la renovación de las redes generales de abastecimiento y saneamiento, junto con todas las acometidas de la Barriada Sagrada Familia de Guadix,  además de en la instalación de una nueva red de pluviales. 

En saneamiento, se han instalado 180 metros de conducción de PVC, se han construido 8 pozos de registro y se han renovado 18 acometidas. Muchas de ellas se han dejado sin servicio, preparadas para una futura conexión de las viviendas cuya acometida discurre actualmente bajo sus edificaciones. Por último, en abastecimiento se han instalado 180 metros de tubería, se han renovado 19 acometidas de abastecimiento y se han realizado 3 pozos de registro. Al igual que en el saneamiento, se han dejado muchas acometidas preparadas para una futura conexión de las viviendas, ya que actualmente se están abasteciendo desde redes que discurren por propiedades privadas. 

Deja un comentario