Ya está desde hoy operativa la nueva ordenación del tráfico en la confluencia de las calles Manuel de Falla y San Miguel con la Avenida Mariana Pineda.  En concreto se han cambiado las fases de regulación de los semáforos del cruce, de manera que cada vez saldrá una opción diferente mientras las otras tres siguen paradas. Al salir sólo una opción cada vez, se hace posible que los semáforos de la Avenida den al mismo tiempo la oportunidad de seguir de frente y de hacer el giro a la izquierda. 

Para la asimilación de este cambio hará falta un tiempo de adaptación e información entre los conductores. De hecho, esta misma mañana Policía Local y voluntarios de Protección Civil han estado informando a los conductores de la nueva semaforización. De momento la medida está funcionando satisfactoriamente y garantiza tanto una mayor seguridad como una más rápida evacuación de los vehículos de la calzada. La previsión es que pasados unos días de adaptación se proceda a pintar la calle Manuel de Falla, los pasos de peatones y la señalización vial.

Deja una respuesta