Hace un par de meses, el portavoz municipal del Partido Popular de Guadix, Jesús Lorente, denunciaba públicamente varios asuntos que afectan a la Entidad Local Autónoma Bácor-Olivar y que ponen de manifiesto la nefasta gestión de la alcaldesa socialista Laura Martínez: una era la construcción sin licencia de una piscina privada en su casa y otra la participación en una convocatoria para el arreglo de caminos vecinales que la Diputación convoca y que la edil ha destinado al arreglo de un camino que pasa por delante de su casa, cuando hay otros caminos en Bácor que lo necesitarían más y que encajarían perfectamente en los requisitos que requiere la concesión de la subvención.

Jesús Lorente ha podido comprobar in situ y mostrar a los medios de comunicación que, pese a su denuncia de hace dos meses, las obras han comenzado en el camino vecinal mencionado. Según ha explicado se solicitó el arreglo “del camino de Bácor al Olivar, cuyo acceso es a través de una rambla y se hace muy dificultoso, y el del llano de Bácor”, pero cuando la Diputación requiere la acreditación de la documentación necesaria para continuar con el expediente, “la alcaldesa solo presenta la relativa al llano”, alegando en el otro caso “que no tiene la disponibilidad de los terrenos”.

Según Lorente, el camino a arreglar no solo “no cumple con las condiciones que exigen las bases de la convocatoria”, como por ejemplo “que conecte a núcleos de población y sea el único acceso”, sino que, además, sólo da servicio a un par de viviendas, una de ellas la de la alcaldesa. El criterio utilizado por la alcaldesa para justificar esta actuación es que transitan habitualmente los 370 habitantes de Bácor-Olivar por ella “algo que tal y como se puede comprobar no es cierto, ya que tan sólo hay un par de viviendas, el depósito del agua y el colegio que actualmente no está en funcionamiento y los vecinos pueden acceder perfectamente a través de otra vía”, explica Lorente. “Espero que los vecinos de la localidad tomen nota de este tipo de acciones de su alcaldesa y juzguen si se está comportando como debe de hacer un servidor público, donde debe de primar el interés general de sus vecinos por encima de sus intereses personales”, finaliza Jesús Lorente.

Deja un comentario