La comparecencia ante los medios por parte de la alcaldesa traía a colación el ya consabido problema de la pérdida de habitantes por parte tanto de Guadix como de su comarca.

El haber perdido los 20.000 habitantes en Guadix está generando un problema muy serio en el Ayuntamiento en el que parece ser no todos están remando en la misma dirección.

La alcaldesa Inmaculada Olea comparecía para dar cuenta de las gestiones que se se tenían tratadas con el anterior ministro de Hacienda (Sr. Montoro) al que se le solicitó una reunión al inicio de la legislatura municipal por así decirlo y que no ha sido posible establecer hasta que se ha producido el cambio de gobierno y cuando por fin se ha atendido la cita solicitada.

Fue el pasado viernes cuando viajaban a Madrid la alcaldesa y el vicepresidente económico de la Diputación Provincial Gómez Vidal quienes se reunieron con la responsable Comisionada frente al Reto Demográfico” a la que le explicaron la problemática creada en torno a esta pérdida de habitantes en Guadix y comarca y cómo esto está siendo un fenómeno global en el país, del que tomaban nota y buena cuenta creando la denominada Iniciativa Guadix y que no es otra cosa que iniciar las gestiones para que haya una modificación legislativa que permita rebajar el cupo de habitantes actual para que Guadix y otras ciudades que están en su misma situación (Calatayud, Requena y Medina del Campo) puedan seguir siendo considerada ciudades intermedias y por tanto puedan seguir accediendo a los beneficios que esta clasificación conlleva por ahora. Existen otras ciudades también en el ámbito nacional que están sufriendo la perdida de población pero que todavía están en la frontera aunque se teme que puedan perder ese status (Baza, Loja, Priego, etc).

El resultado de esta reunión fue trasladado ayer al resto de portavoces en un encuentro en el que Inmaculada Olea Laguna afirma que echó en falta la presencia del grupo municipal del PP. “Tendrán que explicar por qué. Espero que no caigan en el mismo error que en 2016, cuando votaron en contra una moción en estos mismos términos. Hago por tanto un llamamiento a todos los grupos políticos, porque estamos ante una cuestión muy seria para la que pido altura política y responsabilidad. Es importante que todos estemos en el mismo camino bajo la insignia de una política de no resignación”, 

La alcaldesa trasladaba su enorme preocupación por esta situación lo que se traduce para que la ciudadanía sea consciente de ello en la perdida anual de por lo menos 300. 000 € anuales así como la incapacidad legal de acceder a los denominados fondos EDUSI que han permitido que por ejemplo Baza que si tienen por ahora los 20.000 habitantes pueda percibir 6 millones de euros mientras que Guadix no percibirá nada por la pérdida de esos 20.000 habitantes.

A renglón seguido la alcaldesa hacía un llamamiento muy adusto advirtiendo que se trataba de algo serio, que no era un juego , que había que actuar con responsabilidad política y que sentía que todos habían de ir en el mismo barco, “renunciando a la política de resignación” decía, en el que hasta la entrada de este equipo de gobierno se había caído.

Preguntada por este medio, acerca de que medidas se habían tomado desde la propia corporación para paliar en la medida de lo posible el problema indicaba que en adelante se trataría de fomentar el empadronamiento responsable así como la vinculación d ella prestación de determinados servicios que ofrece el Ayto al empadronamiento en la ciudad, como fórmula para incentivar el empadronamiento en la misma.   

Deja una respuesta