El convenio suscrito entre la Diputación Provincial de Granada y Caja Rural de Granada el pasado año, ha permitido cumplir una aspiración de los vecinos de Charches, uno de los núcleos de población del municipio del Valle del Zalabí.

Se trataba de acercar los servicios financieros de las entidades bancarias a un buen número de habitantes de las diferentes zonas diseminadas que existen en la provincia, lo que se conoce como la España vaciada o despoblada, pero que también vive y tiene sus necesidades.

Y es que nunca antes en Charches se habían tenido servicios financieros sino que tenían que bajar o bien a La Calahorra, bien a Alcudía de Guadix o al propio Guadix.

A partir de ahora los habitantes de Charches podrán acceder a servicios financieros gracias al cajero automático instalado por Caja Rural Granada para atender las necesidades de estos vecinos.

A la inauguración del cajero han asistido el alcalde de Valle del Zalabí, Manuel Mesa, su teniente alcalde Antonio Valenzuela y el director de la oficina de Caja Rural Granada en Valle del Zalabí, Francisco Manuel Jiménez.

Deja una respuesta