La gran participación en el Cascamorras Infantil ya lo hacía presagiar: la de hoy ha sido una multitudinaria carrera que ha llenado las calles de Guadix del color de sus cerros (un curioso tono arcilloso que da como resultado la mezcla de colores y agua que se utilizan para esta Fiesta). José Manuel García Plaza, Maíllo, ha dedicado algo más de dos horas y media en recorrer la distancia que separa la estación, desde donde sale, de la Iglesia de San Miguel, donde finaliza el recorrido. Y lo ha hecho acompañado de miles de personas que no han querido perderse la ocasión de vibrar con la fiesta, declarada de Interés Turístico Internacional.

A pesar de la masiva afluencia de gente, la carrera se ha desarrollado sin incidencias dignas de reseñar. Nada parecido a como se desarrolló la carrera en Baza, donde si hubo algún que otro incidente aislado, que si bien se pudo subsanar habrá obligado a que se tomen y adopten medidas para futuras ediciones.

En Guadix como viene siendo habitual la colaboración entre el público asistente y los corredores de Cascamorras se ha desarrollado sin incidencias, con una buena coordinación y sintonía entre los diferentes cuerpos de Policía Local, Guardia Civil, Protección Civil (que se ha visto reforzada con voluntarios procedentes de la Agrupación de Granada) y Bomberos (que como siempre han refrescado el recorrido con sus mangueras en los puntos de costumbre. Incluso este año se ha disminuido notablemente la cantidad de espuma que se lanzaba tanto en la plaza de la Constitución como en S. Miguel y que además así se había solicitado a los Bomberos.

Precisar una cifra de participantes ha resultado hoy difícil ya que había mucha gente tanto en la carrera como de público repartida en diferentes tramos. Con todo, sí que se puede afirmar que la participación ha superado la del año anterior (que ya fue calificada como la más multitudinaria recordada hasta entonces y se calculó que contó con unas doce mil personas entre corredores y público). Como novedad este año se ha notado la presencia de muchos más corredores y menos gente como público. Es decir, cada vez son más los que se animan a adentrarse en la carrera, siendo también cada vez más las que lo hacen en familia, madres con sus hijos mas o menos pequeños lo que sin restarle un ápice de brillantez a la fiesta si que es cierto que le aporta un plus de lentitud, y hasta de tranquilidad que garantiza que cada vez en mayor medida se puedan ir incorporando más y más corredores en la misma.

El respaldo institucional desde diferentes administraciones públicas ha sido también muy importante. Y lo mejor es que prácticamente todas ellas se han animado a vivir la carrera desde dentro. Además de la alcaldesa accitana, Inmaculada Olea Laguna, y de varios concejales de la corporación municipal, han recibido en el balcón al Cascamorras y su comitiva tres delegados provinciales: el delegado de Cultura, Guillermo Quero; el delegado de Agricultura, Manuel García; y la delegada de Fomento y Vivienda, Mariela Fernández-Bermejo.

También ha habido una nutrida representación de la Diputación provincial: el diputado de Turismo, Enrique Medina; el diputado de Obras Públicas y Vivienda, José María Villegas; el diputado de Economía (además de concejal en el Ayuntamiento de Guadix y Cascamorrero), Manuel Gómez Vidal; y el diputado de la oposición Jesús Lorente. A lo que hay que sumar la presencia este año por primera vez en la carrera del alcalde de Baza (también vicepresidente primero de la Diputación provincial), Pedro Fernández que lo contempló desde el balcón de los Corregidores admirado de la multitud que llenaba la plaza de la Constitución a la espera de seguir las evoluciones de Cascamorras.  Pendientes todos de la “convidá”, de la pastelería de la plaza a merengue que suelen degustar tanto Cascamorras como los de alrededor que lo comparten .

Junto a ellos, el Presidente del Patronato de la Alhambra, Reynaldo Fernández. La concejala de Cultura de Celanova, Pilar Regueiro. Y el máximo responsable de La Ciudad Accesible, Antonio Tejada. Además de otros alcaldes como el de La Mojonera. No ha faltado tampoco la participación del Obispo, Ginés García-Beltrán, que ha recibido al Cascamorras desde uno de los balcones de las dependencias de la diócesis. Y respaldando al Cascamorras, miembros de la Hermandad de la Virgen de la Piedad, de la Asociación del Cascamorras en Guadix y muchos de los que en ediciones anteriores han encarnado a Juan Pedernal.

Este año ha sido el primero en el que Cascamorras ha cambiado el recorrido oficial parece ser que por el éxito que tuvo el año pasado que no pudo pasar por la placeta del Conde Luque ya que estaba en obras. Ello ha permitido que se vean nuevas escenas de Cascamorras con telón de fondo de espacios señeros de la arquitectura accitana tales como la calle de la Concepción, el palacio de Peñaflor, la alcazaba acitara y que se diera un exceso de bailes o juras de bandera que sin duda ralentizaron aún más la fiesta.

Si hay algún aspecto que se puede destacar por extraño que nos ha parecido y es que ha habido muchos momentos en que los abanderados no sabían cual era su misión y su posición en la carrera dándose la circunstancia de que el Cascamorras Jose Manuel ha adelantado a la bandera e incluso al tambor cosa que hasta ahora en la tradicional carrera del Cascamorras no ocurría nunca pues el Cascamorras lo que persigue en la carrera es obtener en cierto modo el perdón de los accitanos por no haber conseguido traer la Virgen que llega a Guadix representada y presente en la bandera. Alguien debería de haberle explicado eso a los porteadores de la bandera para que hubieran estado pendientes de esos detalles, como si que ha gustado y mucho que se vayan incorporando mujeres a ser portadoras de la bandera que hasta ahora escaseaban.

Se ha abierto una nueva tradición ya que este año hemos perdido la convidada a Cascamorras que hacían en el bar Dólar y se ha sustituido por la del Ahí queó y por la convidada a sangría que se organizó en S. Miguel a la altura de la alfarería Gabarrón.

Otra actuación ha mejorar es la de la posición del equipo de televisión española al que nadie tuvo la necesaria idea de advertirle que se debía de situar más arriba de la ubicación que tenía justo en la entrada al compás de Santo Domingo de modo que la unidad móvil que allí estaba aparcada estorbó notablemente la afluencia de los corredores que subían por el Real de Santo Domingo. Un premio habría que darle a quien no vigiló esos aspectos que con tanta afluencia de gente hay que cuidar mucho más por parte de la hermandad y de policía local o protección civil.

La relevancia que año tras año va adquiriendo la fiesta se nota también en el interés que suscita en diferentes medios de comunicación, que este año han cubierto la fiesta, varios de ellos con conexiones en directo entre los que han destacado el habitual aunque no siempre lo hacía en Guadix el programa de Canal Sur Televisión “Andalucía Directo” y otro programa homónimo pero con menos tradición en el Cascamorras que ha sido España Directo de Televisión Española.

Además de varios medios televisivos y periodísticos que también nos visitaron y que trascendieron la imagen de la fiesta de Cascamorras más allá del ámbito local en que se celebra.

Finalizó la carrera con los abrazos y saludos de rigor entre los asistentes deseando como no podía ser menos: salud y fuerzas para el año venidero. ¡¡¡ Que viva Cascamorras y la madre que nos parió !!!.DSCF5500

 

Deja una respuesta