La concejalía de Salud, en el marco de la campaña “Llévate bien con la salud”, iniciada en este verano, recuerda la necesidad de prevenir accidentes en playas y piscinas. Por ello, se ofrecen las distintas recomendaciones: 

– Evitar sumergirse en la profundidad de piscinas y/o playas, especialmente si no sabemos nadar.

– No exponerse prolongadamente al sol en las horas centrales del día.

– Acostumbrar al cuerpo a la temperatura del agua para lo cual es conveniente comenzar a mojar las muñecas, nuca, hombros, espalda y tórax.

– Tras el almuerzo, no zambullirse directamente en el agua, sino esperar una hora y media o dos.

– Extremar la vigilancia y cuidado de personas mayores y niños.

– Respetar siempre las normas de los socorristas en playas y piscinas.

– En las piscinas, se procurará un disfrute adecuado respetando las normas básicas de higiene, así como evitando situaciones de riesgo tales como correr por el borde, dar empujones y lanzarse al agua sin las precauciones debidas. 

– Si estamos en zona de playa hay que fijarse si existe bandera roja (playa cerrada), Verde (mar en calma), Amarillo (extremar precauciones).

– Para disfrutar adecuadamente de las zonas de playa no hay que sumergirse en fondos desconocidos, no alejarse de la costa nadando, cuidado con la presencia de algas, corrientes y mareas.

Por último, se hace necesario informar que si observamos que alguien se encuentra en situación de peligro, no hay que tratar de realizar un rescate que pueda ser peligroso, sino  que se debe solicitar ayuda al 112, mantener la calma y seguir las indicaciones de los servicios de emergencia.

Deja una respuesta