Las parroquias de Gracia y Fátima han vivido un domingo muy solidario, este 21 de junio pasado. En torno a la eucaristía y organizado por hermandades, se han recogido muchos alimentos y productos infantiles para repartir entre las familias más necesitadas. Kilos y kilos de solidaridad que pronto comenzarán a ser repartidos en el barrio. El párroco de Gracia y Fátima, Manuel Amezcua, se muestra muy agradecido a la solidaridad de las personas que han colaborado y, especialmente, de las hermandades que lo han hecho posible.

En la parroquia de Gracia, la recogida estuvo promovida por la hermandad sacramental de Pasión y Rosario. A los pies del altar, en las ofrendas de la Misa, se presentaron los productos infantiles que se habían donado. Son productos que van haciendo falta en Cáritas interparroquial para atender las necesidades de los más pequeños, que se hace muy complicado conseguir y que suelen ser caros. Se recogieron muchos productos y más que van a llegar en los próximos días. 

Además, en la vecina parroquia de Fátima, la hermandad de la Estrella donó 1000 kg de patatas y 200 docenas de huevos a Cáritas interparroquial para que los reparta entre las familias necesitadas. Y ya han comenzado a llenar un furgón de pañales desechables infantiles que entregarán en cuanto se complete.

Junto a la de la Estrella y la Sacramental de Pasión y Rosario, también ha participado en esta recogida solidaria la hermandad del Descendimiento que ha donado una cantidad muy importante de euros a Cáritas Interparroquial para que siga haciendo su labor, grande y necesaria, en el barrio.

Antonio Gómez

Deja una respuesta