El obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, ha visitado, en la tarde del viernes 13 de septiembre, a la familia de Francisco Campoy Carricondo, de 36 años, falleció en la madrugada del 13 de septiembre cuando regresaba a su casa y su coche fue arrastrado por la crecida de una rambla a consecuencia del temporal. El obispo ha transmitido a los familiares sus condolencias en nombre de toda la diócesis y ha podido acompañar a sus padres en el dolor. 

El obispo se ha desplazado hasta el Cerro de La Jamula, de donde era Francisco Campoy, acompañado por el párroco de Cúllar, dado que esta localidad pertenece pastoralmente a Pozo Iglesias, que pertenece, a su vez, a la parroquia de Cúllar. Mons. Orozco se ha mostrado también cercano a los demás damnificados por el temporal, en Baza y en otros lugares de la diócesis, donde ha llovido con intensidad y provocado daños considerables. 

Antonio Gómez

Deja una respuesta