La Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) celebra desde ayer y hoy hoy miércoles una jornada telemática en la que se aborda “los retos de la despoblación: Fortalezas y oportunidades”, enmarcada en el plan de Formación Continua de 2020 organizada por la FAMP junto al Instituto Andaluz de Administración Pública (IAAP) de la Junta de Andalucía, con la colaboración de las ocho diputaciones andaluzas, el Gobierno de España y la Comisión Europea.

La mesa redonda “El reto demográfico en el centro de las políticas públicas” ha contado con la presencia de Juana López Pagán, directora general de Políticas contra la Despoblación del  Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico del Gobierno de España y de Valentina Corsetti, de la Dirección General para la Política Regional y Urbana de la Comisión Europea. La mesa ha sido moderada por el presidente de la Comisión de Intermunicipalidad, Diputaciones Provinciales, ELAs y Reto Demográfico de la FAMP y presidente de la Diputación de Granada, José Entrena.

El factor diferencial de Andalucía

Antes, la inauguración de la jornada ha corrido a cargo del presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y de la Diputación de Sevilla. Fernando Rodríguez Villalobos, que ha subrayado que desde FAMP “estamos convencidos de que el fenómeno de la despoblación es el mayor desafío al que nos enfrentamos a largo plazo; y con un peligroso factor diferencial en Andalucía, que no es otro que la falsa confianza y seguridad que aporta el hecho de que los números de la España Vaciada, aquí, no alcanzan ni de lejos los preocupantes guarismos de otras latitudes: un arma de doble filo”.

El presidente de la FAMP ha avanzado un estudio realizado por la Federación que recoge que hay 541 municipios que registraron tasas de crecimiento negativo entre 2008 y 2018. O lo que es lo mismo, el 69,54% de nuestros pueblos pierden población. Por provincias, durante esa década, las provincias de Córdoba y Jaén son las que pierden habitantes. Pero si ponemos la lupa en municipios por tramos de población, obtenemos que en pueblos de hasta 1.000 habitantes, el descenso en población desde 2008 ha sido del 10,77%. Entre 1.000 y 2.500 habitantes, la bajada registrada fue del 8,53% y entre 2.500 a 5.000 habitantes, el descenso del 3,74%.

La representante de la Dirección General para la Política Regional y Urbana de la Comisión Europea, ha subrayado que la despoblación es un reto a nivel europeo que afecta de forma diferente, pero con pautas comunes, a varios Estados miembros de la UE. “El envejecimiento de la población, la baja natalidad y la despoblación, generan desafíos en términos de productividad, provisión de servicios para la población y presiones en los recursos naturales que impactan directamente en la competitividad regional y en la cohesión territorial”.

La directora general de Políticas contra la Despoblación del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico del Gobierno de España, en su intervención, ha incidido en la necesidad del compromiso de todos los niveles de gobierno y de la complicidad del ámbito local, siempre desde el respeto institucional y el reconocimiento a su autonomía. “Es precisamente la gestión local desde donde podemos acertar a la hora de generar proyectos transformadores que conviertan en virtuosa la relación entre los pueblos, las ciudades intermedias y las grandes ciudades. Y en esa ecuación el papel de las Federaciones de Municipios y Provincias, como es el caso de la FAMP, es clave”.

Por último Entrena ha destacado que la Diputación de Granada está poniendo sus recursos al servicio de los municipios que más lo necesitan, sobre todo, los más pequeños, los que no tienen capacidad para poder ofrecer servicios básicos a su población, y, en definitiva, los que corren más riesgo de desaparecer.  En este sentido, ha aludido a la situación de exclusión financiera que sufrían 35 municipios de la provincia, una situación ya superada hoy, después de que la Diputación negociara un acuerdo con entidades como Caja Rural de Granada. También se ha referido a la línea de ayudas que tiene Diputación para la apertura de locales multiservicios en municipios o entidades locales que no disponen de tienda y/o bar y que, a juicio del presidente de la Diputación de Granada, son servicios esenciales para los pequeños municipios.  El desafío de revertir la despoblación requiere el concurso de la iniciativa pública y privada; así como la coordinación de todas las administraciones. La despoblación debe estar en la agenda política de todas las administraciones para afrontarla con la complicidad, y el compromiso de todos. Necesitamos, por tanto, coordinación, corresponsabilidad y coogobernanza. 

Deja una respuesta