Este es el tipo de mantenimiento que se suele dar a menudo en algunos lugares y con la especial dedicación de la concejalía de Obras, Mantenimiento y demás chapuzas varias a las que se suele dedicar. 

Proponemos desde estas páginas que ahora que no hay mucho trasiego de personal, pero con el cuidado debido, se pueda proceder a la limpieza del espejo semiesférico que en teoría servía para poder avistar a los transeúntes en una calle ya de por si estrecha.

Dado que por la misma se desplaza tanto la circulación de vehículos como de personas y que esta suele ser un tanto comprometida especialmente por el intenso tráfico que a menudo tiene por aquello de la importante concentración de centros oficiales.

Unos centros que tienen que sufrir el capricho de muchos padres que se ven obligados a llevar a sus hijos hasta la misma puerta del centro del que se trate, en lugar de atender a las campañas de peatonalización que tan frecuentemente nos informa la concejalía correspondiente para que se pueda hacer de paso el ejercicio físico adecuado y así combatir la obesidad.

Deja una respuesta