SANTA APOLONIA

Ayer se celebró su fiesta en la cortijada, de Paulenca donde sus moradores vistieron de gala; donde les mozuelos improvisaron bailes y diversiones para obsequiar a las señoras de sus pensamientos, a sus pretendidas medias naranjas, a las que ofrecieron lo mejor de cuanto allí se tendió;donde reinó la alegría más franca y el más natural esparcimiento.

Ese día como el de N. Sra. de la Paz es allí clásico, y solo en ellos salen de la monotonía que ofrece el terreno.

Parece mentira que los hombres se conformen con esa vida tan primitiva que se hace en las pequeñas aldeas, en los lugares chicos, y no aspiren aconocer algo más, a ver algo más, a gozar algo más.

Sin aspiraciones y sin destíno, sin conocer el mundo más que de oídas y sin que les importe nada lo que sea, sus grandes miserias y sus enormes grandezas, pasan los años hasta que dejan de existir

y mueren satisfechos y resignados.

¡Quien sabe si en tal Genero de filosofía encontraran mayor dicha que los otros hombres que se hastían de gozar, que inventan nuevas cosas para satisfacer sus más tenues caprichos, sus nías insignificantes antojos!

La ley de las compensaciones se ve en todo por regla general.

El ser que nace poderoso se cansa pronto del mundo; los goces los apura hasta saciarse, hasta llenar la copa del deleite y, o es viejo a los cuarenta años y está cansado y harto de vida, o se debilita su ánimo, su entendimiento y su cuerpo hasta parecer una momia que se mueve, o el día menos esperado se quita de enmedio por propia voluntad, importándole poco aquello de cuya ¡dea huye porque le ha convenido pasar por la vida sin creencias, que le veden realizar sus caprichos y sus vicios.

El que nace mal con la fortuna vive más despacio, trabaja más, tiene más apuros, más cuidados, pero su familia, sus ocupaciones, sus creencias y sus esperanzas, le hacen la vida más llevadera, más tolerable, y he aquí porque cuando se presenta una ocasión propicia, como no ha abusado del descanso y de la holganza, ve en ello una cosa que le distrae que le divierte, que le causa alegría y placer.

Lo que para unos es monótono y cansado, para los otros es objeto de entusiasmo.

Las reglas no son generales, hay excepciones; ello consiste en el modo forma y manera de vivir, en el modo de apreciar las cosas, en la fe que merecen las verdades reveladas, en la educación que se recibe, en cierta predisposición del individuo.

Los paulenqueros ayer fueron felices.

Ocho días después de pasar la fiesta, aun refieren en sus hogares los hechos acaecidos, aun queda en su corazón impresa alguna aventura halagüeña, aún queda en sus mentes alguna idea que les fascina, que les recuerda algo grato, algo querido, porque los recuerdos agradan en muchas ocasiones más que las realidades, dejan en el ánimo una estela luciente y sonrosada.

¿No habéis oído al viejo, al militar, al bardo, al trovador, contar sus aventuras? así se comprende el encanto que prestan los recuerdos: ellos lo demuestran y nosotros lo reconocemos.

GARCI-TORRES

ESPANTOSO CRIMEN

A raíz del robo llevado a efecto tan atrevidamente en la casa comercio de D. Melquiades Puerta, ha acontecido otro hecho de alta trascendencia que tiene consternados a los habitantes de la Alamedilla pueblo de este judicial partido, donde ha tenido su desarrollo.

En él vivia un señor de nacionalidad francesa llamado Mr. Leopoldo Chistofleau a quien cuidaba una señora, casada según se nos ha dicho con el señor Cornejo, médico de aquel pueblo.

El miércoles último, según se nos ha informado, siendo como las diez de la noche mandó manifestado señor a una hija suya a buscar a su madre pues le tenía en cuidado la tardanza de su mujer; a los pocos momentos volvió la joven a su domicilio llena de pena y de pavor: había presenciado una escena horrible. Entró en la morada de Mr. Leopoldo y se encontró a este sentado en un sillón con la cabeza apoyada en una mano, frente a la lumbre y completamente degollado; en el suelo yacía su madre también degollada.

En el instante en que se supo en esta ciudad tan trágico suceso por el ilustrado y activo Juez de Instrucción señor Carrera se dictaron las más apremiantes disposiciones y salió el Juzgado hacia el lugar del crimen, que es comentado aquí y origen de todas las conversaciones; a la hora que trazamos estas líneas se desconocen las circunstancias y origen del suceso, así como quienes puedan haber tomado parte en el cruento sacrificio.

Si a última hora conseguimos saber algo más lo manifestaremos a nuestros lectores.

DEVOLUCIÓN.- Treinta y cuatro años habían transcurrido desde el día en que a la Virgen de las Angustias que se venera en san Diego, le fue robada una alhaja de algún valor. En la última novena en honor de la indicada imagen ha sido devuelta la alhaja bajo secreto sacerdotal, y la virgen la ostenta en su pecho desde entonces.

OBRA.— Continúa, el derribo de la antigua muralla árabe cercana a la carnicería y a la cárcel, con objeto de ampliar los departamentos de ambos edificios, reforma útil y necesaria ya que no se piensa o no se pueden hacer las cosas como debieron hacerse, lo que sería mejor y más conveniente.

EXPOSICIONES.— He aquí los pueblos que comprende el partido judicial de esta ciudad, cuyos ayuntamientos han pedido con sobra de justicia sea elevado el juzgado a la categoría de término, solicitud que hemos apoyado y seguiremos haciéndolo hasta conseguirlo: Guadix, Alamedilla, Alcudia, Albuñan, Alquife, Aldeire, Alicun, Beas, Benalúa. Cogollos, Cárdela, Darro, Diezma, Dólar, Dehesas, Exfiliana, Fonelas, Ferreira, Graena. Gobernador, Jerez, Gorafe, Gor, Guadahortuna, Huéneja, Huélago, Laborcillas, Lapeza, Lanteira, Lacalahorra, Marchal, Moreda, Pedro Martínez, Policar, Piñar, Purullena, Chárches y Villanueva de las Torres. Además han interesado esto mismo treinta y cinco vecinos de Beas y veinte y cinco de Lugros, únicos ayuntamientos que no han tenido a bien hasta el presente unir sus ruegos a los demás.

Deja un comentario