M IGNORANCIA.

San Clemente, Papa, escribía: «El origen de todo mal viene de la ignorancia; ella es la madre de todos los males».

San Epifanía: «¡Oh ignorancia impía! Nada peor que la impericia: a muchos ciega la ignorancia».

San Agustín: «La ignorancia, a semejanza de la flaqueza, es un vicio que estorba a la voluntad el hacer el bien y abstenerse del mal».

San León: «Si apenas puede tolerarse en los hijos el no saber, ¿cuánto más inexcusable e imperdonable será en los superiores?».

San Isidoro: «Ninguno se excuse por ignorante.

Nada mejor que la sabiduría, ni más dulce que la prudencia, ni más suave que la ciencia, nada más torpe que la necedad.

La ignorancia es la madre del error, la nodriza de los vicios».

San Lorenzo Justiniano: «¡Oh! ¡y cuantos son los males del no saber! Bajo los pies de la ignorancia yace la razón, peligra el discernimiento, derramase la mente, huye la humildad, muere la virtud, turbase la paz, confúndase el orden;y donde quiera que domine la ignorancia prevalece la holgazanería».

El Cardenal Bona: «La ignorancia es la raíz de todos los males.»

————————–

COCHERÓN.- ­El de máquinas hecho por la constructora está, casi concluido habiendo resultado amplio y hermoso.

DAÑOS.-Son innumerables los hechos por el ciclón en el Marquesado del Zenete especialmente en los pueblos de Lanteira y Jerez.

MATADERO.- El público en pésimo estado y despidiendo olores pútridos, sobre ello llamamos la atención de la autoridad local.

DE RETORNO.- En la próxima semana se nos ha asegurado vendrá nuestro amado Sr. Obispo.

DEPOSITO.- En nuestra estación, o mejor, próximo a ella se está haciendo uno magnifico de esparto por D. Antonio Cambil.

CABLE.- Dicen de Huéneja que el allí construido es fuente de bienestar, puesto que proporciona muchos jornales en sus trabajos.

BALASTRE.- Se está extendiendo en nuestro ferrocarril de la estación al rio Fardes. OBRAS.- Las del palacio episcopal adelantan con plausible rapidez, la de la cárcel en reposo, la de la calle Nueva durmiendo, la de la plaza de la Catedral como de costumbre, sin hacerse nada.

REPOSICIÓN.- Ha sido repuesto en su destino de jefe de esta cárcel don Nicolás Hernández Diez de Oñate empleado inteligente y probo, lo que ha sido muy bien recibido por este vecindario. Nuestra más cordial enhorabuena.

FERROCARRIL.- El miércoles último el tren ascendente descarriló entre las estaciones de Alcubillas y Doña Maria, por causa de desprendimientos de tierras de una trinchera; por fortuna, no hubo ­desgracias que lamentar, solo un empleado sufrió una rozadura insignificante en una mano.

COHETES.- Los que conmovieron las atmosféricas capas de esta población con sus grandes deto­naciones hicieron que nos lanzáramos, a la calle para averiguar la causa a las 7 de la moche del último jueves, preguntando al primer transeúnte que vimos.

—¿Que sucede, amigo?

—Papam habemus,­ nos contestó

—¿Murió León XIII?

—No, Alcalde de R. O. Y prosiguió su camino y nosotros el nuestro: ni nosotros quisimos juntarnos con él ni él con nosotras. Laconismo, virtud de los espartanos. Autonomía, virtud accitana. Silencio, virtud mejor que las dos anteriores.

FESTIVIDAD.- Son esperados en Guadix. los obispos de Ávila y Murcia, asegurándose que también irá el de Almería, los que pasarán allí varios días en unión del de aquella Diócesis, con objeto de asistir a la festividad de la Virgen de las Angustias que se celebrará el 10 y para la que se están haciendo muchos preparativos, (Crónica de Almería).

REQUISITORIA.- Por este Juzgado de Instrucción se interesa la busca y captura de Celestino Contreras Vázquez.

CIRCULAR.- La Delegación de Hacienda ha autorizado la siguiente: «Los Ayuntamientos que en el corriente ejercicio han adoptado la administración municipal de los derechos de consumos, han dado al olvido lo dispuesto en el art . 43 del Reglamento de 25 de Ju­nio de 1889, que trata de la manera de evitar retraso alguno en el pago del cupo en cada trimestre. Vencido el primero, y por consecuencia en descubierto de esta obligación algunos municipios; les hago la advertencia a que se refiere el art . 58 de la ley de 5 de agosto de 1893, para que en el término de veinte días cumplan los deberes que les imponen las leyes y disposiciones vigentes, pues de lo contrario incurrirán en negligencia inexcusable y se procederá contra ellos aplicándoles dichos artículos y la real orden aclaratoria de 16 de agosto último.

Deja una respuesta