LA ESTACIÓN DE GUADIX

La construcción principal es el edificio de viajeros, de sólida fábrica, fundado en terreno firme, con mamposterías de hormigón y piedras calizas sentadas con mortero de cal hidráulica; su mano de obra muy esmerada y sus bóvedas de ladrillo, hacen una buena base para, recibir el cuerpo de obra que enrasa con sillería recta y cierra el zócalo con mampostería careada a juntas inciertas, que preparan los claros de puertas y ventanas recortando sus empilastrados los cuatro ángulos límites del rectángulo general y robustecidos por otros cuatro intermedios que sobresalen del paramento, para determinar el rectángulo más importante del centro, que eleva los dos pisos. Estos pilares, son de ladrillo prensado y lo misino las pilastras de claros, verdugadas, adarajas, arcos, triglifos, cornisas, y en general todo el dibujo que recorta la fábrica. Los entreclaros o paños, son de esmerada mampostería y su revestido al exterior de un crepí al tiroliano, con cal hidráulica y de una tonalidad gris muy fina y limpia que hacen un conjunto agradable y dan al edificio un aspecto severo, y de una arquitectura clásica y bien modelada que revela el estilo moderno, dentro del clricismo del orden toscano.

La fachada de Guadix, está adornada por una graciosa marquesina en el centro, y como coronación que recorta la monotonía de la balaustrada o acroterio general del edificio, se levanta majestuoso un reloj de grandes dimensiones, que está orlado con fabrica de ladrillo y sigue el mismo adorno y motivo del cornisamento.

La fachada del lado de la vía es más severa y ocupa todo el centro la marquesina que avanza hasta el andén.

La distribución interior, está perfectamente entendida y cumple exactamente a las necesidades a que está destinada. En la planta baja, ocupa el centro, amplio y hermoso vestíbulo con todo lo necesario al servicio y de él parten, a la derecha, la dependencia de oficinas, telégrafos, inspección etc, y a la izquierda las salas de descanso, que todas ellas resultan cómodas y apropiadas, sin haber olvidado el más pequeño detalle.

El piso 1º o principal, es el destinado a viviendas de los jefes; se da acceso a ellas por una escalera perfectamente desarrollada y muy cómoda en sus huellas y peraltes. Los pisos son pequeñas viviendas, que están admirablemente compartidas y son cómodas y elegantes,

En resumen: el edificio de viajeros de nuestra estación ha satisfecho aun a aquellos más exigentes por lo cual merece toda clase de elogios, el ingeniero director de la compañía Fives—Litio en Guadix Sr. Guoylard por su celo, actividad e interés en las obras; el ingeniero mecánico Sr. Mateau por el profundo conocimiento que ha demostrado en el asiento de toda clase de hierros y con particularidad en el desarrollo de la escalera que no puede estar mejor efectuada; el Sr. Pegulu, ingeniero de la sección, no solo por su incansable celo en la construcción sino por su acierto en el montaje del reloj que ha efectuado con su ayudante señor Rulls; el señor Besac que, como sobrestante de las obras no ha descansado un solo momento; y por último y especialmente el contratista de toda la obra don Eduardo González, no ya por la inteligencia que en ella ha demostrado sino también por su extraordinaria actividad y su excepcional interés en la ejecución de su compromiso. El señor González ha entregado el edificio antes del tiempo que todos esperaban y tan a satisfacción de la comisión receptora, que ha merecido de estos palabras de elogio y alabanzas. Le damos por ello nuestra sincera enhorabuena

¡EN GUARDÍA!

Aun no se sabe de un modo cierto quien ha de ser el que merced a la influencia indiscutible y decisiva del gobierno conservador, representará a Guadix e Iznalloz en las futuras Cortes; todavía no se ha expedido la credencial de diputado, pues no a otra cosa equivale hoy la designación del hombre que por su historia política, su talento, sus condiciones relevantes y más que todo por su influjo personal en el distrito, ha de llevar la voz y representación en el parlamento de todos y cada uno de los pueblos que le constituyen, y ya por alguno se mangonea, se dispone y se abusa,quizás de ciertos ayuntamientos ostentando una representación que no tiene y alardeando de un poder o influencia de que está privado. No vamos a discutir, porque no es del caso, si el señor Ángulo Prados reúna o no condiciones para ocupar un lugar en los escaños rojos del Congreso, asunto es éste ajeno a nuestro propósito y que hoy no nos debe preocupar; nos limitamos solo a dar la voz de alerta a los electores y a los ayuntamientos de este distrito asegurándoles con sobrado motivo y obedeciendo a indicaciones muy elevadas,que de ningún modo dicho señor cuenta con el apoyo del Gobierno ni ha recibido instrucciones de este que le hagan exhibirse ante vosotros como candidato indiscutible del señor Cánovas del Castillo, para arrastrar sin duda a los valiosos elementos del partido conservador ortodoxo al desprestigio ante la opinión pública llevado de una ambición sin tasa, de un capricho inusitado o de un interés particular mal reprimido.

Dejémonos de ilusiones y promesas engañadoras, aún faltan seis meses para que se verifiquen las elecciones, si es que se verifican; todavía no sabe e1 Gobierno, porque no la ha decidido, porque no puede decidirlo dadas las circunstancias difíciles que atraviesa el país, quienes han de ser los elegidos y si hoy seducidos por el brillo aparente de un astroque no tiene luz propia ni es fácil pueda tenerla para iluminar esta región nos vemos envueltos en las redes de una política de relumbrón, puede que más tarde, cuando ya no tenga remedio, caigamos confundidos en el abismo escuro de los desengaños llorando amargamente nuestro error.

PP. W.

Deja un comentario