AVISOS.

Según ha tiempo manifestamos y después ha confirmado la misma empresa, el trozo de ferrocarril desde esta ciudad a la vecina capital Almería, no se inaugurará hasta los comienzos del año próximo; es decir, que aún quedan hasta entonces, los meses de Septiembre, Octubre, Noviembre y Diciembre o sean cuatro meses, o sean 122 días ?. —Estas verdades de Pero Grullo son aquí de verdadera importancia.— Almería prepara ya las fiestas con que ha de solemnizar tan fausto acontecimiento; creemos que Guadix tendrá su nota en este concierto de alegría.

¿Pero quedarán reducidos los festejos con que Guadix solemnice sus nupcias con el progreso a los consabidos cohetes de mayor o menor cuantía, a los modestos farolillos en la Plaza de la Constitución, a las descoloridas banderolas de antaño, a los rancios arcos de tejo, a los eternos y precisos repiques de campanas, a las tocatas de nuestra música municipal y a… nada más? ¿No debe hacerse algo más positivo, más útil, y más beneficioso? ¿Algo que al solemnizar el acontecimiento quede como importante mejora en nuestra ciudad? ¿Algo que no se desvanezca como el humo de los cohetes, la luz de las candelillas, el color de las banderolas, el verde del tejo, los ecos de las campanas y los acordes de la música? Algo menos efímero? Algo mas perdurable? Sí, seguramente.

Para tal tiempo, serán muchas las personas distinguidas que nos visiten por primera vez y ¿cuál será la impresión que, Guadix les cause? ¿qué efecto habrá de producirles su contemplación? ¿qué encontrarán en su visita?. Una ciudad antigua ruinosa, sin ninguna entrada cómoda y sin nada que indique interés por su mejora.

Pues bien, en estos 122 días que aún quedan, ¿no podría llevarse a cabo alguna de las obras indicadas, proyectadas, aprobadas y pendientes solo de una sencilla orden de la autoridad? La abertura de la calle prolongación de la de Santiago ¿porque no se efectúa? ¿No está casi todo lo que debe derribarse expropiado? Pues si está, ¿porque no se derriba y porque no se expropia lo que falta si algo falla? ¿De qué sirven los gastos hechos si no se termina la obra? Y si ha de terminarse ¿porque no aprovechar una ocasión de tal importancia como la de que tratamos en que sería mucho mayor el lucimiento? ¿Habrán de estar condenados eternamente los que nos visiten a subir la cuesta de la amargura o de san Torcuato antes de llegar a lo menos malo de la población? Aun es tiempo, todo es querer.

En los números sucesivos seguiremos ocupándonos de esta y otras análogas cuestiones, con la seguridad de predicar en desierto, pero el que tiene el deber de predicar y predica, aunque nadie le escuche cumple con su obligación.

VISITA,

Nuestro compañero Garci Torres ha visitado en Granada a nuestro obispo el Ilustrísimo señor don Maximiano Fernández del Rincón, habiéndole ofrecido no solamente sus respetos, sino la valía de la redacción de E L A CCITANO, saliendo altamente satisfecho del cariñoso y cortes recibimiento de que fue objeto.

Reúne el señor Fernández del Rincón cualidades poco comunes, ciencia, cortesía, franqueza, una idea elevadísima de la justicia, un amor grandísimo a sus nuevos diocesanos, v mucho más que no decimos por no herir su modestia. Sus deseos, son, estar pronto entre nosotros y si no lo ha realizado ya se debe, a que aún no se le ha comunicado el decreto consistorial preciso para tomar posesión de tan elevado cargo, ejerciendo aun jurisdicción en la diócesis, de Teruel.

Cree poder tomar posesión el día de la virgen de las Mercedes y de no poder ser, el de Nuestra Señora del Rosario, pues es muy devoto de la madre de Jesús. El digno señor García Milena, Arcipreste de nuestra basílica lo hará por medio de poderes.

Como en Guadix reside la corte y la catedral del Obispo, en Guadix fijará su residencia, acudiendo solícito desde allí a cualquiera de los pueblos de la Diócesis donde le llamen sus pastorales deberes.

EL Accitano se da y da la enhorabuena a esta ciudad y demás poblaciones de la circunscripción diocesana, por el nombramiento de manifestado señor para ocupar el solio de san Torcuato. Varones como este hacen la dicha de los pueblos y labran su prosperidad, dirigiéndoles por el camino de la justicia, de la igualdad y de la fraternidad evangélica.

Nuestro obispo (para concluir) es admirador de León XIII y propagador de sus salvadoras máximas.

Venga enhorabuena tan recto pastor, que Guadix lo espera con ansia.

MULTAS.— Por no remitir a su debido tiempo los repartimientos de la contribución sobre la riqueza urbana, el señor Delegado de Hacienda, ha conminado con 300 pesetas a los ayuntamientos siguientes de este distrito: Alamedilla, Alicún de Ortega, Benalúa, La Calahorra, Dehesas, Dólar, Exfiliana, Gobernador, Gor. Guadahortuna, Huéneja, Huelago, Jérez, Lugros y Purullena.

Deja un comentario