Por Manuel Huete

Hace dos semanas nos llegó una buena noticia y es la conclusión de los trabajos técnicos para la Ordenación y Protección del Casco Antiguo del Conjunto Histórico de Guadix.

Una ciudad histórica con indudables valores patrimoniales, necesita identificar sus elementos constitutivos para establecer sinergias entre el Patrimonio Histórico, sus huertos y sus vegas.

Si intentamos buscarlas, nadie puede olvidar que el patrimonio histórico-cultural y la ciudad en general pierden su sentido si no entienden que su existencia ha dependido directamente de su producción agrícola, tanto para alimento humano como animal.

En la actualidad los huertos urbanos deben formar parte de la sostenibilidad ambiental de la ciudad, pues son un modo de traer un trozo de naturaleza al entorno urbano, con ellos aumenta el número de áreas verdes recuperando terrenos vacíos.

También son espacios en los que se pueden recuperar las variedades más locales de cultivos, aumentando la biodiversidad y el desarrollo de especies autóctonas.

Deben ser lugares de participación, en los que se desarrollan sentimientos de cooperación, responsabilidad y cuidado del entorno. Mejoran la calidad ambiental y se convierten en excelentes espacios de encuentro de las vecin@s de los barrios dónde se ubican los Huertos Urbanos.

Es uno de nuestro tesoros y será un placer y un nuevo reto trabajar en dinamizar estos espacios de ocio, cultura y encuentro ciudadano. Los valores ambientales, paisajísticos, históricos, etnográficos, culturales y productivos que atesoran se deben proteger, conocer y valorar para la actual sociedad accitana y la futura.

La necesidad de establecer relaciones más equilibradas entre territorios, requiere un nuevo enfoque territorial que integre y reconozca la riqueza de la comunidad local, sus ecosistemas y los ponga en valor.

Por estos motivos la asociación Comarca Guadix Natural y dentro de los programas municipales de educación ambiental y Biodiversidad ha establecido un convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Guadix, la Fundación Pintor Julio Visconti (FPJV) y la asociación Co-Marca Guadix Natural para la recuperación y mantenimiento de la huerta histórica de la casa-museo de la fundación a través del desarrollo de actividades formativas y educativas en torno a la agroecología; la recuperación de especies autóctonas; la puesta en valor de la biodiversidad, el patrimonio natural, histórico, cultural y etnográfico de las huertas de la ciudad..

Será un placer ver cómo estos espacios agrícolas se convierten en nuevos espacios tomados por sus gentes he incorporados a sus necesidades deportivas, de ocio, relación y encuentro.

Deja una respuesta