Debido al brote de coronavirus en la provincia de Málaga, una accitana residente en Málaga ha tenido la brillante idea de hacer la compra de los vecinos más mayores para que no tengan que salir a la calle, ya que son la población de más riesgo. 

Para ello, ha puesto un cartel en el ascensor de su edificio ofreciéndose ella y su compañera a hacerles la compra a aquellos que lo necesiten, dejando sus números de teléfono para que los puedan arrancar ellos mismos.

Ante los gestos tan incívicos que estamos viendo estos últimos días, sobre todo en los supermercados, esta noticia nos da esperanza de que aún existen personas solidarias y responsables.

Deja una respuesta