Con el mayor de los respetos queremos, desde nuestra, y vuestra asamblea ciudadana “Gana Guadix” dar nuestro más sentido pésame a la familia de Julio Anguita González, y por extensión a todo ese gran colectivo de organizaciones, partidos, asambleas ciudadanas, amigos, compañeros, compañeras y camaradas.

Ayer celebrábamos el aniversario del 15M, punto de inflexión de la contestación y rebeldía social en todo el país y punto de partida de otras formas de entender la política y de hacer política. Algo siempre soñado por Julio Anguita González, y que puso en práctica con la constitución de Convocatoria por Andalucía y el posterior proyecto de Izquierda Unida.

Política nueva para tiempos nuevos, en aquel entonces, pero con valores ancestrales basados en el internacionalismo, en el laicismo, en la solidaridad, ecologismo republicano, con un modelo de estado federalista e intolerante con el fascismo y todas sus formas y representaciones.

Julio Anguita González es, nos negamos a decir que ha sido, un referente para las generaciones de la transición española, desde los años 60 a los “millennials” y actual “generación Z”.

Con su liderazgo, y, sobre todo, con su honesta austeridad el ejemplo de político incorruptible, difícil de seguir y político que todos y todas quisiéramos ser, por su elocuencia, por su saber y sobre todo por su contundente discurso en defensa de los valores democráticos y constitucionales sin renunciar a su republicanismo. Ya que, si bien ha defendido la Constitución española para reclamar el derecho al trabajo, a la vivienda y poner la riqueza del país al servicio de toda la sociedad ha sabido y nos ha hecho entender como todo esto es posible dentro de un estado que no esté vinculado a una monarquía corrupta.

Julio Anguita González nunca dejará de ser un gran maestro y pedagogo, su didáctica nos sirve para rendirle un póstumo homenaje a través de la literatura española más antigua y por eso invocamos los versos de Jorge Manrique para que no sea solo su política, sino su semblante humano al que acompañamos en este triste momento:

“Ved de cuán poco valor
son las cosas tras que andamos
y corremos,
que en este mundo traidor
aun primero que muramos
las perdemos.
De ellas deshace la edad,
de ellas casos desastrados
que acaecen,
de ellas, por su calidad,
en los más altos estados
desfallecen.”

Descanse en paz Julio Anguita González, y que “malditas sean las guerras y los canallas que las hacen”.

                                                                             Guadix a 15+1 de mayo de 2020

Deja una respuesta