Los aficionados a la fotografía tendrán una cita en Celanova del 16 al 22 de noviembre con motivo de la primera semana de fotografía analógica “Un rollo de fotos” y el concurso fotográfico “Se eu fixen tal mundo…”. 

La Fundación Curros Enríquez, con el patrocinio de “O teu Xacobeo”, organiza esta actividad que trata de promover una reflexión colectiva a través de la fotografía, siguiendo el relato que realizó Curros Enríquez en el poema “Mirando ó chau” publicado hace ahora 140 años dentro del libro “Aires da miña terra”. 

El poeta quiso denunciar la degradación social en la  que estaba inmersa la humanidad en el momento que le tocó vivir, recuerdan desde la fundación celanovesa, que reta a la población a recuperar las viejas cámaras analógicas para retratar los convulsos momentos que están protagonizando este año 2020, pero no por medio de la fotografía digital actual tan forzada por conceptos propios do inmediato, que le restan valor a la  imagen como documento, sino a través da fotografía analógica que, por las propias singularidades técnicas precisa de dinámicas mas pausadas y reflesivas, apuntan desde la fundación. 

La semana celanovesa incluye:

Del 5/10 al 2/11: Concurso de fotografía analógica “¡Si yo hiciera un mundo así …!”

Del 16/11 al 20/11: Taller de fotografía analógica para jóvenes nativos digitales, tan acostumbrados a tomar fotografías a diario, para conocer los principios básicos de la fotografía, así como los secretos del uso de una cámara analógica, los principios conceptos básicos de desarrollo, lupas, etc. Este taller será impartido por el fotógrafo de Guadix Torcuato Fandila, es un fotógrafo granadino, natural de Guadix (localidad hermanada con Celanova), que cuenta con una dilatada experiencia profesional iniciada hace más de 30 años y que ha explorado en campos tan diversos como el comercial, el periodismo, la docencia o la investigación.

Vivimos en la época más visual de la historia. Hoy en día, prácticamente todo en la vida de una persona se registra en fotografías. Los datos hablan por sí solos: cada 24 horas se suben a Instagram unos 80 millones de imágenes y todos llevamos una cámara en el bolsillo de forma permanente. Si estamos tan rodeados de imágenes, ¿por qué no les damos la importancia que se merecen? Que todos llevemos esa cámara a diario no nos convierte en fotógrafos, pero hay unos parámetros básicos que debemos conocer para sacarle el máximo partido a la fotografía.

Objetivos:

La idea principal de este taller es conocer la técnica básica para la toma de fotografías, como exposición, composición o enfoque. Pero sobre todo, se trata de educar al ojo para que valore la fotografía como arte y aprenda a observar el mundo desde una perspectiva fotográfica. No se trata de crear fotógrafos profesionales, sino de aprender a incrementar la calidad de las imágenes que tomamos de nuestro día a día y conocer, por tanto, las bases técnicas de lo que ahora se llama fotografía analógica.

El taller tendrá una primera parte teórica y una segunda parte de conocimientos prácticos, finalizando con una reunión que servirá como resumen práctico de los conocimientos adquiridos.

1. La cámara y la óptica

2. Composición y encuadre

3. Profundidad de campo y velocidad

4. Luz y temperatura

5. Tipos de fotografía

6. El proceso de desarrollo

21/11: Encuentro fotográfico con las personas que participan en el taller de fotografía analógica y aquellas otras personas que se inscriben.

Del 12/7 al 1/10: Exposición de lienzos de gran formato, en los 36 arcos del claustro barroco del monasterio de Celanova, con fotografías seleccionadas del concurso “¡Si yo hiciera tal mundo …!”

• 21/11: Foro de discusión con periodistas de medios locales con quienes analizaremos la situación del periodismo de opinión ante el alboroto de las redes sociales y propondremos una reflexión sobre la necesidad de los periodistas en la sociedad actual, bajo el lema: “Si Yo hice un mundo así … “. El formato elegido es el de mesa de redacción, con una propuesta de temas específicos a debatir y la redacción de conclusiones que se difundirán a través de los medios de comunicación, así como en las propias redes sociales.  

22/11: “Vestidos de domingo”, una campaña en internet para recuperar imágenes antiguas bautizada “Vestidos de domingo”.

Con el fin de contextualizar el significado de la fotografía analógica en el momento de máxima introducción social y también conocer las diferentes técnicas previas a la llegada del cine celofán, se trata de promover a quienes deseen lograr una fotografía antigua de la que fueron protagonistas, solos o con familiares y amigos, y buscando el mismo escenario o un escenario similar, hacen la misma sesión de fotos, pero cuatro o cinco décadas después.

En un momento en el que el valor de la fotografía como documento evocador está tan depreciado, este proyecto se presenta con el objetivo fundamental de llegar a personas que experimentaron en su juventud la emoción iniciática de pararse frente a una cámara e incluso la devoción de tener que esperar varios días. para poder ver el resultado final de la imagen, y volver a despertar en ellos esas sensaciones vividas hace tantos años, sentir su imagen revalorizada y el orgullo de re-inmortalizarla con la suma de los años vividos y la suma que también representa como una realeza icónica para sus familias.

El proyecto consta de:

• Momentos revividos: Que todos busquen una foto antigua que les gustaría repetir, solos o con su familia y amigos, cuatro o cinco décadas después y, buscando el mismo escenario o similar, inmortalizar la misma imagen de la reproducción antigua.

• En otro marco: Propuesta de retratos de pareja para parejas que aún se sienten jóvenes:

• Retratos de pareja con ancianos para que la foto que preside el salón no sea solo la de la boda.

Deja una respuesta