La Guardia Civil de Granada ha estado durante 2018 especialmente vigilante con el cultivo ilegal marihuana, lo que se ha traducido en la incautación de más de 123000 plantas en 341 intervenciones repartidas por toda la geografía granadina. 

En la provincia de Granada en 2018 han sido puestas a disposición judicial 478 personas por delitos contra la salud pública por cultivo de droga. La mayoría de los detenidos e investigados también lo han sido por delitos de defraudación de fluido eléctrico, ya que el mayor número de plantaciones localizadas han sido de interior, lo que se conoce como cultivo “indoor”, y todas estas tenían enganches ilegales a la red eléctrica.

Los municipios en los que ha habido más intervenciones durante el año pasado han sido el de Pinos Puente con 39 actuaciones en las que se han intervenido más de 10300 plantas; le siguen Santa Fe con 24, donde se aprehendieron más de 7700 plantas; Atarfe con 18 intervenciones donde se intervinieron más de 19000 plantas; y los de La Zubia y Otura con 14 actuaciones donde se han intervenido más de 4500 y 8700 plantas respectivamente.

Colaboración con Endesa

La Guardia Civil ha contado en la mayoría de las actuaciones dónde las plantaciones eran de interior con la colaboración de técnicos de la empresa Endesa. Estos trabajaban junto a los guardias civiles en la detección y el posterior desmantelamiento de los enganches ilegales a la red eléctrica. 

La compañía eléctrica Endesa y la Guardia Civil colaboran de forma permanente en la detección de anomalías en la red eléctrica con el fin de garantizar no sólo el suministro para el resto de ciudadanos, sino también su seguridad.

 

Deja una respuesta