El tormento para los usuarios del ferrocarril en las provincias de Almería, Jaén y Granada no parece tener fin. Cuando no es una cosa, es otra. Trabas, obstáculos, problemas y más problemas que están colmando la paciencia de los viajeros de Andalucía Oriental. Obras, transbordos, que se programan para una semana pero que al final se convierten en obras eternas que terminan por aburrir al personal. 

La plataforma Comarca de Guadix por el Tren informa que el trazado convencional que une Almería-Linares-Madrid se va a cortar en los próximos días a la altura de Valdepeñas a raíz de unas obras de enclavamientos que van a tener lugar en Alcázar de San Juan. Las obras de enclavamientos son muy comunes en el mantenimiento ferroviario y suponen la instalación de dispositivos que permiten controlar la circulación, para manejar señales, desvíos, calces, agujas y semibarreras. 

Estas obras, denuncian los responsables de la plataforma, normalmente se realizan en horario nocturno con total normalidad y no suponen ningún menoscabo al tráfico habitual de los trenes. Sin embargo, en esta ocasión, al parecer se ha decidido interrumpir la circulación ferroviaria y obligar a los viajeros procedentes de Almería, Guadix y Jaén a parar en Valdepeñas y a coger un autobús que los trasladará a Madrid. Sostiene la plataforma, que este hecho es poco común y supone una nueva traba a las personas que utilizan el tren y que podía haberse evitado de dos formas: O bien realizando las obras en horario nocturno como siempre se ha hecho o bien desviando el tráfico por uno de los dos sentidos con los que cuenta la red ferroviaria.   

Deja un comentario