Ese es el lema que han elegido los convocantes de una concentración que tendrá lugar el día 6 a las 12 de la mañana en la Plaza de las Palomas de Guadix, para protestar por la situación que vive un sector de las cuevas de Guadix, atemorizadas y amenazadas por algunas personas.

Desde hace algún tiempo se vienen produciendo numerosos robos, entrada en cuevas, amenazas etc, en diferentes zonas de nuestra ciudad, si bien una de las zonas del barrio de las cuevas es la más afectada y es la que está planteando una iniciativa para que el pueblo no se duerma y no permita que una pandilla de desalmados pueda con la gente de bien.

Ha partido de personas de a pié, sin vinculación política y sin pertenecer a ninguna organización, son personas hartas de que no se les haga caso y hartas de tener que esconderse por las amenazas que sufren. Han convocado una concentración contra esos incívicos, para llamar la atención de las autoridades, a ver si de una vez por todas son oídos, y esperamos que esto sirva para que todos tomen conciencia del grave problema que en este momento tiene la ciudad y que está perturbando la tranquilidad de sus vecinos.

Deja una respuesta