Pícaro

Días atrás saltaba en los medios de comunicación la supuesta noticia de que un grupo de trabajadores iba camino de Madrid para ayudar en las tareas de retirada de la nieve caída en esa comunidad y otras del país durante el paso de la tormenta Filomena.

Y hacia Madrid, partían una cuadrilla de ocho trabajadores que se desplazaban incluso con maquinaria pesada para “ayudar” en las labores de limpieza y retirada de la nieve, de modo que se quedaran las carreras de la comunidad limpias, del temporal de nieve que ha dejado Filomena.

Ese fenómeno atmosférico inusual e histórico, que puede volver a repetirse, ha dejado escenas históricas en varias comunidades de las que curiosamente solo Madrid ha necesitado ayuda “solidaria”.

Los trabajadores eran profesionales pertenecientes a la brigada del Centro de Conservación de carreteras que tienen la concesión de esa tarea en la zona de Guadix por parte de la Junta de Andalucía. 

Para ello, tuvieron que recibir un encargo de trabajo, de modo que la empresa privada concesionaria organizó una cuadrilla, con el turno correspondiente eligiendo a los trabajadores que le interesaban y los desplazó hacia Madrid durante casi una semana. 

Estos trabajadores, lógicamente dejaron su hueco en el organigrama de la concesión en Guadix, pero como la situación estaba controlada, digamos que se lo pudieron permitir. 

Y fue así como, estuvieron trabajando en los turnos que le correspondieran y alojados a cargo de quienes les habían contratado para realizar esas tareas que los requerían.

A la vuelta de su encargo, de nuevo salta la noticia de que se han salido a recibirlos como si se trataran de héroes que han marchado a luchar contra los elementos en un acto de arranque solidario para ayudar en las tareas de limpieza de esa comunidad autónoma española. 

No conformes con ello, incluso se organiza un acto de recepción en el ayuntamiento de Guadix, por parte del alcalde para supuestamente, darle las gracias por los servicios prestados. “demostrando una vez más la solidaridad de los accitanos y accitanas que no han dudado en desplazarse a Madrid para ayudar a sus habitantes que lo estaban pasando mal por el fuerte temporal que azotó esta región de España. En nombre de la Corporación Municipal quisiera mostraros nuestro reconocimiento y el de la ciudad de Guadix por el esfuerzo realizado”. 

Esto, sencílllamente es una noticia falsa.

NI se ha tratado de un acto solidario, ni ha sido un arranque de bonhomía obrera para ayudar a los habitantes de Madrid que lo estaban pasando mal, ni por supuesto ha sido gratis, que correspondería a una tarea solidaria. 

Estos obreros simplemente han respondido a un encargo privado realizado a la empresa en la que trabajan, para que pudieran desplazarse a Madrid a trabajar y que les fueran pagadas como corresponde sus tareas realizadas.

El resto es simplemente, faltar a la verdad, hacer un acto de propaganda  con personas que han realizado un trabajo, que le han encargado, por el que le han pagado o le pagarán y que se ha tratado de vender propagandísticamente, como una acción solidaria.

Se está utilizando demasiado a menudo los bienes públicos para acciones que no suelen corresponder con las tareas que tienen encargadas. 

Con esta acción, se ha desvirtuado y rebajado su valor, la tarea de unos profesionales bomberos, etc que han tenido que utilizar sus medios para salir a homenajear a unos profesionales, obreros, que volvían de hacer su trabajo. 

Oiga, para eso no están los bomberos, ni protección civil, ni la polícía local. 

Como mucho, que los recibieran sus famliares o sus compañeros, que por cierto, no fueron avisados de que ellos volvían.

Mal utilizar a los servicios públicos para tareas de propaganda, no es de recibo, mal utilizar profusamente en nombre de la Corporación Municipal, para agradecer tareas de propaganda, no es de rigor institucional.

Hacer salir a los Bomberos, con las sirenas al viento, como si de una emergencia se tratara, para hacer un recibimiento a unos profesionales que vienen de cumplir con un encargo realizado, no es sensato, o le van a hacer ese recibimiento a todos los trabajadores que vuelven a su casa después de echar una dura jornada de trabajo o la semana trabajando fuera de su casa.

Esta sobre actuación contribuye, eso si, a hacer patente un grado de utilización partidaria, personalista y festiva de unos profesionales y unos bienes públicos que están acabando por desvirtuar su labor, su profesionalidad y sus valores.

No están para hacer gracias.

Están para un trabajo mucho mas serio y honorable, que responder a órdenes de hacer recibimientos a profesionales que vuelven de realizar un encargo privado.

Basta ya de propaganda partidaria.!!! 

Deja una respuesta