El Ayuntamiento ha concluido esta semana la colocación de diferentes bandas reductoras de velocidad, debidamente señalizadas, en diversos puntos de la ciudad. Uno de ellos es Cuatro Veredas, a la altura del colegio Padre Poveda, donde se han colocado bandas reductoras y nueva señalización indicando los pasos de peatones y los resaltes. 

Otro de los puntos en los que se han colocado estas bandas reductoras es la avenida Buenos Aires, a la altura de la Iglesia de la Estación, también debidamente señalizadas. Y, por último, en el ya eliminado resalte de la Pedro de Mendoza, en el acceso a las instalaciones deportivas municipales. El alto resalte que había en ese lugar se ha quitado y se han colocado allí bandas reductoras de la velocidad y la señalización correspondiente.

Con estas actuaciones se da respuesta a demandas vecinales que reclamaban este tipo de medidas para conseguir mayor seguridad en lugares en los que los vehículos circulaban a mayor velocidad de la debida. La previsión es proceder en los próximos días a la sustitución de las bandas reductoras ya deterioradas de Obispo Rincón (a la altura del colegio de La Presentación) y de Cañada de los Perales (a la altura de la guardería La Alcazaba).

Deja un comentario