Con la idea de reducir la siniestralidad y teniendo en cuenta que todos los expertos nacionales e internacionales relacionados con la seguridad vial determinan que el cinturón de seguridad es el mejor seguro de vida en un vehículo, la Dirección General de Tráfico ha programado, entre los días 14 y 20 de diciembre una nueva Campaña Especial sobre Cinturón de Seguridad y Sistemas de Retención Infantil (SRI) a desarrollar en la Comunidad Autónoma de Andalucía. 

Conscientes de que la circulación en ciudad constituye el primero de los escenarios donde el conductor inicia la adquisición de hábitos y costumbres, 

y que, en este caso, el incumplimiento es significativamente mayor que en vías interurbanas, la DGT ha invitado también a participar a los ayuntamientos para que las policías locales conciencien y vigilen el uso que se hace en las ciudades de estos dispositivos de seguridad. 

Y es que en lo que llevamos de 2020, el 67% de los fallecidos en carretera en furgoneta no utilizaba el cinturón de seguridad en Andalucía. Estos datos nos indican que el uso del cinturón de seguridad por parte de los usuarios de furgonetas puede ser mejorado ampliamente, y en estas fechas en las que el reparto de mercancías con este tipo de vehículos se incrementa, resulta crucial vigilar el uso para garantizar la seguridad de los usuarios. Y aunque se ha incrementado el uso del cinturón de seguridad, existen todavía graves lagunas. Esto es difícilmente entendible si tenemos en cuenta la relación entre la sencillez de uso y su eficacia, ya que reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente 

Uso en España 

En ocasiones se utilizan diferentes excusas para no utilizar el cinturón de seguridad o los sistemas de retención infantil cuando circulamos en un vehículo, tanto en carretera como en zona urbana (voy cerca, circulo a baja velocidad, en ciudad no es necesario, en los asientos de atrás no es tan útil o no tengo sillitas para todos). 

Estas pudieron ser alguna de las excusas utilizadas por los 24 fallecidos (12,18% del total) que en 20191 en Andalucía viajaban en turismo o en furgoneta y que no hacían uso del cinturón de seguridad en el momento del accidente. Si lo hubiesen llevado puesto, la mitad de los fallecidos (12) se hubieran podido salvar.  

La normativa también obliga a llevar puesto el cinturón de seguridad cuando el autobús cuente con este dispositivo. Desde octubre de 2007 es obligatorio que los autobuses que se matriculen lleven cinturones de seguridad. 

Pese a esta obligación, solo el 20% de los pasajeros de autobuses hacen uso del mismo, según el informe sobre el uso de cinturón de seguridad en autobuses de la Fundación Mapfre. Además dicho estudio concluye que la utilización de este dispositivo reduce las lesiones graves hasta en un 42% y en caso de muerte en un 47%. 

No llevar el cinturón en los autobuses que sí cuentan con este dispositivo es considerado una infracción grave que tendrá que abonar el pasajero 

Modificación en la Ley de Permiso por puntos 

Para aquellos ocupantes de vehículos que conociendo los beneficios que aporta el cinturón de seguridad no quieren hacer uso del mismo, la Dirección General de Tráfico está trabajando en el borrador de modificación de la Ley de Permiso por Puntos y una de las novedades previstas es aumentar de 3 a 4 el número de puntos a detraer por no llevarlo puesto

El traslado de los menores, responsabilidad del adulto 

Si importante es que lo adultos hagan uso del cinturón de seguridad, en el caso de los menores el uso correcto de los sistemas de retención infantil es fundamental. 

La legislación española obliga a que los menores de edad de estatura igual o inferior a 135 cm que se desplacen en vehículo, además de viajar con el sistema de retención infantil adecuado a su talla y peso como la norma exige, deberán ir sentados obligatoriamente en los asientos traseros de los vehículos, excepto: 

1. Cuando el vehículo no disponga de asientos traseros 

2. Cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características. 

3. Cuando no sea posible instalar en dichos asientos traseros todos los sistemas de retención infantil. 

Solamente en estos casos, los menores podrán ocupar el asiento delantero del vehículo, pero siempre utilizando el sistema de retención homologado a su talla y peso. 

Según el Reglamento de Circulación, los sistemas de retención infantil se instalarán en el vehículo siempre de acuerdo con las instrucciones que haya facilitado su fabricante, instrucciones en las que se indicará de qué forma y en qué tipo de vehículos se pueden utilizar de forma segura. 

Deja una respuesta