El pleno de la Diputación de Granada ha aprobado hoy, en sesión extraordinaria, modificar el Plan de Concertación, atendiendo así las peticiones planteadas por los ayuntamientos, que han solicitado destinar a ayudas de urgente necesidad social fondos que inicialmente estaban previstos para actividades que no pueden realizar a causa de la pandemia del coronavirus. 

En concreto, la institución provincial ha permitido 1.303 modificaciones de programas de las 1.908 solicitadas por los ayuntamientos, lo que supone un 70% de las peticiones. “Los programas que se han dado de baja corresponden a actividades que no se han podido llevar a cabo porque lo han impedido las circunstancias motivadas por la covid-19”, ha explicado el vicepresidente primero y portavoz del gobierno provincial, Pedro Fernández. “Hemos respetado la autonomía municipal y las preferencias de los ayuntamientos, que han optado por destinar a otros fines, fundamentalmente, a ayudas sociales, aquellas partidas de actuaciones que implicaban concentraciones de público”, ha señalado el portavoz del gobierno provincial.

Las modificaciones planteadas por los ayuntamientos se refieren, en la mayoría de los casos, a atender a la población más vulnerable, sobre todo, las partidas de emergencia y urgencia social, que se ven incrementadas en el 95 por ciento de los municipios que han pedido modificaciones en el Plan de Concertación. 

En este sentido, el portavoz del gobierno provincial ha subrayado que las partidas de emergencia social y de urgencia social “ya han sido reforzadas por la Diputación, con la aportación extraordinaria de 1,5 millones de euros para ayudar a los ayuntamientos a hacer frente a las necesidades relacionadas con la atención social y de acuerdo con las propuestas incluidas en el Plan Granada, para la recuperación económica y social de la provincia.

Un total de 164 entidades locales de la provincia plantearon modificaciones en la Concertación de 2020: 160 ayuntamientos y ELAs, 2 mancomunidades, 1 consorcio y 1 organismo autónomo.

Las modificaciones en el Plan de Concertación aprobadas hoy por el pleno de la Diputación se producen al cambiar el escenario, las necesidades y las prioridades de los municipios a causa de la pandemia, por lo que numerosos alcaldes y alcaldesas de la provincia plantearon a la institución provincial adaptar los programas a las nuevas necesidades. 

Deja una respuesta