La edición XXVIII del ciclo Guadix Clásica, se ha celebrado este año bajo el título “El anhelo de un nuevo horizonte” y lo ha hecho en conmemoración del 250 aniversario del nacimiento de Beethoven.

Ha contado, como es tradicional, con el patrocinio económico de la Diputación de Granada y coordinado artísticamente por el área de Cultura de Guadix. 

Por tratarse de este año de 2020 que se ha ido por fin, ha estado marcado por la situación sanitaria que estamos sufriendo desde el mes de marzo de 2020 lo que llevó a que se aplazase en varias ocasiones para terminar celebrándose, por primera vez, en el marco de la navidad de 2020. 

Con todo este trajín hubo tiempo de ser prudentes y atrevidos a la vez con el compromiso con la cultura, el espectáculo y la responsabilidad. 

Algo que casi todos los artistas que han intervenido destacaron y agradecieron enormemente por los malos tiempos que están corriendo, hasta para la lírica.

Así fue como el paseo domingo, es decir ayer, tenía lugar en el teatro Mira de Amezcua la anunciada gala lírica de Año Nuevo bajo el título “Del género chico a la tradición vienesa”.

Fue interpretada para deleite de los asistentes por la Orquesta Filarmonía de Granada, dirigida por Ricardo J. Espigares, acompañados de la soprano Rocío Faus y del barítono accitano Pablo Gálvez. 

Todo un regalo para este nuevo año que comienza y que encandiló al público presente cómo en general ha sido la programación que se ha realizado desde la dirección de Ricardo Espigares.

Deja una respuesta