El día 25 o día próximo de cada mes la Plaza de las Palomas del Ayuntamiento de Guadix se convierte en punto de encuentro para representantes municipales, asociaciones de mujeres, Centro Municipal de Información a la Mujer y ciudadanía en general que se unen para alzar su voz contra la violencia de género. Siempre con lecturas que aportan datos e invitan a la reflexión. Y transformando los habituales minutos de silencio en minutos de NO silencio en los que alzar la voz contra este grave problema y visibilizar a las víctimas.

La alcaldesa de Guadix y responsable municipal del área de Igualdad, Inmaculada Olea Laguna, ha encabezado este acto en el que diversas mujeres han leído textos escogidos especialmente para la ocasión. La concentración se ha iniciado con la lectura de un artículo de Ana Bernal-Triviño publicado en publico.es en el que se reflexiona sobre el papel de aquellos partidos políticos que marcan una agenda centrada en los derechos de la mujer sembrando dudas.

También se ha dado lectura a un artículo firmado por Barbijaputa y publicado en eldiario.es en el que se explica “por qué decimos ‘nos están matando’ las que seguimos vivas”. En el texto se señala como único denominador común entre las violadas y asesinadas por machistas el hecho de ser mujeres. Y se pregunta a cuántos hombres violan las mujeres, cuántos grupos de mujeres existen que se organicen para agredir y violar a un hombre, cuántos hombres salen a correr y acaban desnudos tirados en medio de la calle.

El último texto se ha centrado en la preocupación que suscita la irrupción de un partido que exige la derogación de la violencia de género. “Nos preocupa, porque creemos que es nuestra obligación que nos tengamos que preocupar. Nos molesta y también nos preocupa que se diga como crítica que se lucha contra la desigualdad con fondos públicos. La lucha contra la violencia machista y la defensa de la igualdad debe de ser una prioridad en las políticas públicas. Máxime teniendo en cuenta que en 2017 se aprobó por unanimidad de todos los partidos políticos el Pacto de Estado Contra la Violencia de Género”. Y concluye afirmando que, independientemente de la ideología que gobierne, hay líneas rojas que no se pueden traspasar. “Nos queda la movilización social para impedir los recortes de libertades y derechos humanos”.

La próxima concentración mensual tendrá lugar el día 25 de febrero y ha adelantado que en ella se recordará de forma especial a Mª Pilar Cabrerizo López, vecina de Guadix asesinada el 4 de febrero del año pasado.

Deja una respuesta