Pilar J. Baena

“La lectura es el modo de viajar de aquellos que no pueden tomar el tren”.

Francis de Croisset

El pasado viernes día 30 de septiembre, Antonio Enrique inauguraba una nueva temporada del Aula Abentofáil con la visita de Manuel Rico Rego, “figura imprescindible en el panorama literario español”, en palabras de Antonio.

Manuel presentaba su conferencia con el título “Viajar leyendo”, aunque también podría haber sido titulada “leer viajando” ¿por qué no?, comentaba Manuel.

Justo un día antes Manuel había presentado en Madrid su libro Letras viajeras, libro del que hablaría durante esta sesión del aula.

 Manuel, de familia humilde, creció en la periferia madrileña, rodeado de los libros que llegaban a casa del rastro o de alguna librería de viejo. Viajar era caro, pero leer era mucho más asequible. Así fue cómo se aficionó desde su infancia a viajar con los libros que llegaban a él. Libros como España de Azorín, Andanzas y visiones españolas de Miguel de Unamuno o las Rimas y leyendas de Bécquer. Manuel contaba así que Letras viajeras se asienta sobre esa experiencia.

Empezó a crear su propia literatura de viajes desde el blog www.eco-viajes.com con el que empezó a colaborar. Al principio no sabía muy bien sobre qué y cómo escribir hasta que dio con una perspectiva más original“… cada una de las entradas sería un viaje híbrido, un viaje a través de libros que me han fascinado y combinado con mis propias anécdotas en vinculación con ese libro y mi experiencia por los paisajes que se recorren, por haberlos recorrido algunos yo mismo y otros con mi imaginación. Así lo relatado iría enriquecido con mi propia experiencia literaria y mi experiencia viajera”. De esta forma nace este libro de libros; encontramos en él sus reseñas sobre más de 40 libros viajeros, una selección de mucho de lo mejor de la literatura de viajes en castellano en las últimas décadas. Es por eso que el lector empezará a leerlo con ganas de leer todos aquéllos libros a los que se hace referencia y, a su vez, abrirá el apetito viajero en él. Como dijo el autor, “la literatura de viajes es, en el fondo, otra forma de viajar”.

 

Deja un comentario