EL 1º DE MAYO

La falta de espacio nos impidió decir en el número precedente que los jornaleros del ferrocarril Linares-Almería celebraron en esta ciudad el día de la fiesta del trabajo.

A las ocho de la mañana se reunieron en la estación y bajaron a la puerta de San Torcuato dando vivas a los obreros de Almería y Guadix. Enterado de ello el contratista don Eduardo González les exhortó a que se disolvieran y así lo verificaron yéndose al corral de Materna donde los obsequió con aguardiente y en el cual uno de los compañeros en medio de la más grata alegría pronunció este Discurso:

En lágrimas y no en tinta deberíamos mojar la pluma para, poner en conocimiento de nuestros lectores la, infausta nueva del fallecimiento de la eminente poetisa del cristianismo doña Enriqueta Lozano de Vilchez.

La más obediente de las hijas, la más fiel de las esposas, la más dulce de las madres exhaló su último suspiro a las dos de la mañana del día cinco del corriente.

Nosotros que fuimos los primeros en conocer las disposiciones literarias de Enriqueta, entre los años 1848 y 1851, a raíz de la fundación del actual Liceo Artístico y Literario de Granada, cuando muy joven vivía la cristiana escritora en modesta casita situada al lado de los Basilios, frente por frente del puente del Genil que pone en comunicación el Humilladero con el paseo del Violón, y en cuyo modesto hogar la visitábamos en compañía, de su maestro el insigne vate granadino, Pepe Salvador de Salvador, para tener el gusto de escuchar las lecciones y consejos de éste a su aplicada y obediente discípula, nosotros lloramos hoy con amarga pona el desenlace funesto de su cruel enfermedad.

En aquel sencillo hogar no se hablaba más que de poesía, y en él, unas veces con Alarcón, otras con Fernández y González, algunas con Palacio, Moreno Nieto, Ortiz y Lara, don José Mendoza Jordán, don Nicolás del Paso Delga lo y don Salvador Audreu Dampierre, los más todos reunidos, sin dejar de consignar el nombre de otra poetisa de buena y desahogado posición, que de cuando en cuando, también lo visitaba y que se llamaba doña Josefa Moreno Nários, así como Rogelia León y Eduarda Moreno Morales, en aquel sencillo hogar, repetimos, se ordenaban las brillantes sesiones que la sección de Literatura del Liceo ofrecía todos los domingos primaverales a la admiración y recreo de propios y extraños.

La redacción do EL ACCITANO se asocia a la profunda pena que embarga a su cariñosa familia, rogando a Dios por el alma de la que dedicó su existencia a llevar la luz y la paz del Evangelio a los hogares españoles. — D.E.P.

RUMORES.— Se dice que hoy hay elecciones municipales en toda España para la renovación de ayuntamientos. Nosotros damos la noticia a condición de rectificar sí no fuera cierta; pues creemos que es un canard de los muchos que políticamente se propalan para ver si se pone en movimiento el cuerpo electoral, a causa de la indiferencia que se viene observando hace tiempo en tan respetable cuanto desidiosa corporación, por haberla acostumbrado a darla hecho lo que ella debiera hacer.

Si la noticia es cierta, principiará una nueva regeneración social parcial para los individuos de este pais.

EN EL HOSPITAL.— Las flores se están celebrando en esta Iglesia con gran asistencia de fieles y mucha solemnidad; felicitamos al presbítero D. José Aguilera Manrique por el gusto con que ha adornado el templo y por el celo que viene demostrando.

EN LA ESTACIÓN.— El lunes próximo pasado ocurrió un disgusto en este lugar entre un asentador de vía y  el papelero señor Camús del que creemos entiende el Juzgado Municipal; seria conveniente en evitación de tales cosas, y sobre ello llamarnos la atención del Sargento de la Guardia Civil para que no falte de allí una pareja a las horas de entrada y salida de la locomotora, cuando menos.

NOS DICEN.— Que el muelle descubierto de nuestra estación es insuficiente para el depósito y carga de espartos. El de Baza era más grande y han tenido sin embargo que hacer uno con destino a aquello que mide quinientos metros de largo.

DESGRACIA.— Al anochecer del jueves último, “estando celebrándose Las Flores de María en la iglesia de Albuñán, dos niños como de siete años cada uno se suspendieron de la pila bautismal, cuya taza vino al suelo dejando cadáver en el acto a uno de ellos y al otro en gravísimo estado.

VELADA.— El dia de San Torcuato tendrá efecto la segunda del Círculo Católico de Obreros en el local que ocupó el Circulo de la Amistad. Tomarán parte en ella según nos dicen, el Exmo. Sr. Obispo, el elocuente Abogado de Almería don Antonio Ledesma Hernández, nuestro Magistral, don José Fernández Martínez y otros señores, amenizando e1 acto el sexteto que dirige el Sr. López Muley y este alternando con el violín con el señor Martínez Gallego que tocará el piano. Promete el acto ser solemnísimo.

Deja un comentario