COMUNICADO

Sr. Director de EL ACCITANO.

Muy señor mío: Con esta fecha dirijo al Director de El Pueblo, periódico que se publica en Granada, la siguiente carta, deseando que V. le dé cabida en su docto semanario. Le ruego así lo verifique, dándole por ello reiteradas gracias y quedando suyo afmo. s. s. q. b. s. m.

Angel Córcoles

Sr. Director de El Pueblo.

Muy señor mío de todo respeto: en el número 298 de su ilustrado periódico y sección que titula «Pequeñeces» he leído una noticia que se refiere a mi persona, que debo rectificar en gracia de la verdad y de mi buen nombre, que no puedo tolerar se empañe en lo más mínimo, deplorando haya sido sorprendida su buena fe no sé por quién.

Las juntas directivas de la Cooperativa Accitana y sus presidentes entre los que tengo la honra de contarme, jamás han negado sus liquidaciones a los socios que lo han solicitado, cumpliendo así sus deberes reglamentarios, y quien ha afirmado a V. lo contrario, falta a la verdad cínicamente.

¿Será el inspirador del suelto alguno que salió por la puerta falsa de la casa-comercio establecida en esta Ciudad bajo la razón social «Córcoles y Lao?» seria curioso y edificante.

Suyo afmo, s. s. que le anticipa las gracias y b. s. m.

Angel Córcoles

Guadix 28 de marzo de 1894

FERROCARRIL.- Según dice la Revísta Ilustrada de vías férreas se hayan amenazados de una larga interrupción los trabajos del ferrocarril de Linares a Almería.

A ROMA.- Han sido designados por la Junta diocesana de esta población para ir a la Ciudad Eterna en la próxima peregrinación, nuestro amigo y compañero don Aureliano del Castillo en concepto de obrero de la inteligencia, y don Miguel López Muley primer violinista en la Capilla de esta Catedral. Para ambos será fructuoso dicho viaje en los respectivos órdenes a que están dedicados.

SALVAJADAS.- Verdaderamente tales son los actos ocurridos en el vecino pueblo de Jerez. Días pasados estalló un cartucho de dinamita en la puerta de la casa de nuestro suscriptor don Juan Rega Gómez, causando algunos destrozos en dicha puerta, así como en la del granero que está inmediata y rompiendo las sillas del portal. Algunas horas más tarde sintióse otra horrible detonación causado por otro cartucho de dinamita arrojado a la puerta de la casa de don Miguel Parrilla, en la que también causó desperfectos de poca consideración afortunadamente. Tanto de uno como del otro atentado se ignora el autor. Despliéguese mucha energía por los tribunales a fin de combatir tales salvajismos.

ANDALUCÍA.- Bien puede calificarse de insostenible el estado de esta región. Pueblos enteros cuyos habitamos se mueren literalmente de hambre, comarcas enteras en que reina la miseria más espantosa, el abandono de los hogares, la ruina de los campos y el bandolerismo en los montes: tal es el cuadro que ofrecen las provincias andaluzas.

SENTENCIA.- Los tribunales de una de las más importantes poblaciones de Francia, han condenado a los espiritistas de aquella población a devolver a la familia de uno de sus adeptos, que había fallecido, los bienes del mismo que tenían detentados. El administrador de aquella sociedad ha ofrecido invocar el espíritu del difunto para probar su derecho, pero los tribunales no han admitido testigo tan impalpable. Quizás con el tiempo… pero ahora han tenido que devolver a la familia el capital y los intereses desde 1885.

EXCOMUNIÓN.- El reverendo obispo de Orense ha excomulgado a un párroco, retirándole las licencias, por dedicarse a préstamos usurarios, amonestándole a restituir los intereses percibidos.

PÉRDIDA

El caballero que en días próximos a la Semana Santa perdió en las calles de esta ciudad cuatro billetes del Banco de España de 50 pesetas cada uno, nos dice que el día estaba claro y sereno y las calles secas y limpias, por lo que los billetes no pudieron ser arrastrados ni por aguas ni por vientos; causas por las cuales debieron ser encontrados por alguna persona que distraída tal vez, por ocupaciones múltiples no haya tenido lugar de hacer gestión alguna en busca del dueño de los billetes. Sirva este anuncio de recuerdo, En la Administración de este periódico se espera contestación.

Deja un comentario