Durante la primera quincena del mes de junio la Guardia Civil ha tenido que acudir en auxilio de cuatro personas una de ellas en la comarca de Guadix .

Sobre las 8:30 horas, un ciclista sufrió una aparatosa caída en un lugar de muy difícil acceso en el barranco de la Rambla Seca de la localidad de Hernán Valle-Guadix y se fracturó el fémur. Dos especialistas del Servicio de Montaña y dos pilotos de la Unidad Aérea de la Guardia Civil de Granada se dirigieron en helicóptero hasta dicha rambla y rescataron al herido tras inmovilizarle la pierna.

El desconfinamiento ha llevado a la gente otra vez a las sierras granadinas y con ella, desgraciadamente, han vuelto los accidentes, por lo que la participación de los agentes del Servicio de Montaña y de los de la Unidad Aérea de la Guardia Civil de Granada ha vuelto a ser necesaria para resolver situaciones que de otra manera hubiera sido imposible o de muy difícil resolución para el auxilio de estas personas. 

El Servicio de Montaña y la Unidad Aérea de la Guardia Civil forman un tándem de excepcional valía para la suerte de los accidentados en la montaña, especialmente para los heridos más graves, para los que las maniobras de inmovilización y la rapidez en la evacuación son claves para salvar sus vidas. Y de eso se encargan estos agentes altamente especializados. Son, nunca mejor dicho, un pronóstico feliz para el afligido.  

Deja una respuesta