Por Pepe H

Existen distintos motivos por las que los cuerpos de seguridad pueden sancionar a los conductores en la carretera, pero en estos días han empezado a circular algunos de ellos que nos pueden resultar más que curiosos, advirtiéndonos sobre la posible multa que los agentes nos puedan poner en función de que, el de turno lo crea conveniente.

Estas sanciones pueden ir desde 80 a 200 euros, que la mayor parte de los conductores las consideran totalmente abusivas  y con un afán evidentemente recaudatorio, no hay más que ver y leer los motivos por los que se pueden sancionar, y todo ello con la excusa de que desde el gobierno se tiene un especial celo por la seguridad vial y los accidentes de tráfico.

Los diez motivos más curiosos por los que se nos puede poner una sanción, y siempre a criterio del agente que en ese momento decida parar o no, pero que considere que estás realizando algo que se encuentre recogido en la norma son:

  1. Si el copiloto pone los pies en el salpicadero o los saca por la ventana, el conductor será el responsable y deberá pagar la sanción.
  1. No llevar las dos manos en el volante,  o sea, poner una en el cambio de marchas o hurgarse la nariz puede suponer una multa de entre 80 y 200 euros.
  1. Llevar la música demasiado alta también está penado.
  1. Morderse las uñas mientras conducimos también está castigado.
  1. Hacer gestos ofensivos a otros conductores, es motivo de castigo.
  1. Ojo con conducir sin camiseta, con zapatos de plataforma o, en verano, con chanclas: 80 euros más.
  1. Si tenéis animales de compañía, llevarlos de forma no reglamentaria puede hacernos restar hasta 4 puntos del permiso de conducir, además de la multa.
  1. ¿Habéis mantenido alguna vez relaciones amorosas en el coche mientras conducíais, tales como besos, etc? También se multa.
  1. Colgar el bañador o toallas en las ventanillas, o hasta en los retrovisores, conlleva multa.
  1. Llevar mal colocadas las bicicletas en el interior o fuera del vehículo puede ascender hasta 200 euros.

Todo esto, se entiende con un afán meramente recaudatorio, ya que algunas de ellas son tan absurdas que no se entienden.

¿Pretenden que no cambiemos de marcha?, ¿Qué pasaría si por casualidad te ha entrado una avispa o una abeja y se te posa en la cabeza?, esto ha pasado, ¿hay que dejar que te pique’.

Afán recaudatorio sí pero no se eliminan los puntos negros de las carreteras, no arreglan el pavimento, arcenes, baches, señalizaciones, medianas, etc.

Otra carga más para los agentes, que en muchos casos se ven con el dilema de:  ¿qué hacer ante tan absurdas normas que no hacen nada más que coartar la libertad del ciudadano?, Igual pretenden que a partir de ahora todos los coches sean automáticos.

Deja una respuesta