La Diputación de Granada ha activado, la puesta en marcha del nuevo programa provincial de conservación y uso del patrimonio arqueológico y paleontológico rural. 

Se trata de una iniciativa que se está tramitando en el área de Obras Públicas y Vivienda desde el pasado verano y en cuyo diseño se ha contado con las aportaciones de los alcaldes y alcaldesas de los municipios interesados.

La iniciativa está destinada a municipios de menos de 20.000 habitantes, que podrán presentar propuestas orientadas a proteger, conservar y poner en valor su patrimonio, fomentar el conocimiento de los valores culturales vinculados al mismo y estimular la concienciación e identificación ciudadana con su patrimonio, como elemento básico para su protección.

El programa pretende proteger y conservar el destacado patrimonio arqueológico y paleontológico de la provincia, fomentar el conocimiento de los valores culturales vinculados al patrimonio, a través de proyectos que motiven el aprendizaje, la promoción y la difusión de los bienes culturales.

Favorecer y estimular la participación, concienciar a la ciudadanía en la defensa y difusión del patrimonio histórico como seña de identidad territorial y conseguir que el medio rural conciba estos bienes como una herramienta para su desarrollo y lo incorpore a las estrategias de su progreso para evitar el éxodo rural y revitalizar nuestros pueblos.

La Diputación va a movilizar para este programa 300.000 euros de fondos propios, a los que se sumarán recursos municipales de los ayuntamientos interesados y de otras administraciones que vayan a desarrollar líneas de trabajo referidas a la conservación y uso del patrimonio arqueológico y paleontológico rural.

En la primera convocatoria se destinará a los bienes culturales integrantes del patrimonio arqueológico y paleontológico de naturaleza inmueble y mueble; a su conservación y uso mediante todo tipo de acciones que mejoren su estado y posibiliten su conocimiento, difusión, promoción y reconocimiento y abarcará los bienes cuya cronología llegue hasta la época moderna, incluyendo el siglo XVI.

Deja una respuesta