Por Pity Alarcón

La vida parece sucederse tan deprisa, que los artículos hechos sobre las elecciones generales celebradas en nuestro país el pasado domingo, y las autonómicas valencianas,  ya parecen fuera de tiempo, porque ya se hicieron todos los análisis, y se dieron todas las razones que motivaron los resultados. Pero lo cierto es que hemos de continuar reflexionando sobre los efectos de estas elecciones para poder intuir lo que puede ocurrir en las próximas autonómicas y municipales que se celebrarán el próximo 26 de mayo y que, después de 20 años, coincidirán también con las elecciones europeas. 

 Y lo que puede ocurrir, en Guadix, en las elecciones municipales, es que el PSOE gane las mismas porque, si es cierto que hay que ser cautos con lo de extrapolar los resultados de las generales con las autonómicas y municipales, no es menos cierto que con tan poco tiempo transcurrido, entre unas y otras, el punto del vista del votante tiende a no cambiar, algo que beneficiaría al PSOE, teniendo en cuenta que ha salido reforzado en las ultimas generales al haber aumentado sus votos en casi dos puntos porcentuales respecto a las anteriores elecciones generales, por lo que recupera la primera posición en la ciudad. Por el contrario, el PP ha perdido posiciones, el 19% de los votos, lo que no nos extraña porque el electorado hace pagar muy seriamente la falta de definición de un partido, los bandazos ideológicos.  Pero es que, de cara a los próximos comicios municipales, a esos bandazos se une ahora la extraña elección de sus candidatos en Guadix: la lista ha debido hacerla su peor enemigo.

Los “fichajes” de los populares al ayuntamiento de Guadix son todo menos ilusionantes, sobre todo porque esta es una ciudad en la que todos nos conocemos. Sabemos perfectamente como es cada uno, lo que ha hecho en el pasado y lo que promete para el presente, y en ese totum revolutum de candidatos que proceden de otras formaciones políticas (eso nos habla de la carencia ideológica de dichos candidatos) nos encontramos con gente de la que nos atreveríamos a decir que son muy poco de fiar. Gente como la número 2 de la candidatura que, junto a su hermano, engañó a los confiados responsables de Wadi-As. Aquel Wadi-As creado para  la información y el conocimiento de los accitanos y que ellos, de manera torticera, registraron a su nombre apropiándose de lo que no era suyo. Eso tiene un adjetivo calificativo sí, pero dejaré que ustedes se lo pongan. Ciertamente, se preguntarán porqué los responsables de aquella publicación no los llevaron a los tribunales, yo también me lo pregunto, pero comprendo que en lugares como Guadix, donde todo el mundo se encuentra todos los días en los mismos sitios, y si me apuran hasta a la misma hora, ciudadanos como los que hoy son los responsables de Accitania hicieran honor a su bonhomía y prefirieran pasar de aquel incalificable asunto.

Pero si esto no fuese suficiente como para poner en cuestión la candidatura para las municipales, en esta lista, en el número 5, nos encontramos con alguien que estaba en Ciudadanos, que es técnico del colegio de personas con discapacidad intelectual (este año pueden votar) y que dejó plantada a su anterior formación, en el mejor estilo tránsfuga.

Y el numero 6 de esta lista es alguien que ya fue concejal, hace un tiempo,  en las filas del PP y tuvo que dimitir porque lo acusaron de alguna “transgresión” que otra. Sólo hemos de recordar que en aquella época, al parecer, le servía material de deportes al Ayuntamiento, en un ejercicio de monopolio difícil de comprender en una sociedad democrática

Por cierto, Santiago Pérez López, que fue alcalde de Guadix, Subdelegado del Gobierno en Granada, y Presidente del partido, va ahora de número 3 por El Marchal. ¿Alguien entiende algo? ¿El PP de Guadix está en las manos adecuadas? 

Deja un comentario