Se está luciendo el vecino o vecina que arroja estos enseres en lugares que se nos antoja, es más difícil abandonarlo ahí, que llevarlo donde lo pueden reciclar y así no causar estorbo ni a los demás, ni a la visión, ni al medio ambiente, ni a la poca urbanidad que demuestra tener quien realiza estas acciones sobre el resto de los ciudadanos que tienen que padecerlas, en sus paseos matutinos o vespertinos por el camino de servicio de la vía del ferrocarril próxima a la antigua azucarera de Guadix.

Igual en esta ocasión el servicio municipal de limpieza, bueno, en realidad la empresa FCC que es quien lo gestiona; tiene a bien, retirarlo puesto que es una neumático de considerables dimensiones y no resulta tan fácil eliminarlo del lugar.

Igual hace algo por lo que presentó campaña de limpieza y conciencia ciudadana, cumpliendo con la palabra y el contrato firmado. Ya veremos, !!!!!!

Deja una respuesta