Así de este modo, ha amanecido parte del vallado que circunda el parque periurbano del Vivero justo al otro lado de la rambla del Patrón a la altura de la cafetería próxima al lugar de entrada del parque.

Estamos sin duda ante un acto vandálico que demuestra fehacientemente que existen ciudadanos incaicos que lamentablemente se dedican a estropear y amargar la calidad de vida de la que pueden gozar los ciudadanos de este municipio.

Denunciamos la situación en la que se ha dejado el vallado y solicitamos a la autoridad local que pueda repararlo cuanto antes para evitar el peligro que tiene estos maderas sueltas con clavos al aire, que pueden ocasionar alguna lesión a quienes pudieran tropezar con los mismos, por descuido.

Es una muestra de vandalismo que reprobamos y de la que no nos sentimos orgullosos pero si responsables para que se solicite una reparación que no dañe más, la imagen de la ciudad, y que se une a los vertidos incontrolados que han aparecido en la propia rambla de Fiñana no demasiado lejos de allí en el mismo cauce; donde un ciudadano desaprensivo con el medio ambiente, no ha tenido mejor cosa que hacer que descargar una buena cantidad de escombro en sacos de mortero los cuales se nos antoja que era más difícil llevarlos hasta allí y arrojarlos impunemente, que llevarlos directamente al vertedero o incluso al Punto Limpio en el polígono industrial de Guadix.

Deja un comentario